La Ley de Ciencia y Tecnología e Innovación fue adecuada por los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para que las empresas puedan invertir en estos rubros y contribuir con el desarrollo económico de la ciudad y el país.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Edgar Borja Rangel, aseguró que la VI Legislatura impulsará el marco legal necesario para que la Secretaría de Ciencia, Tecnología e Innovación (SCTI) cumpla con los 16 objetivos expuestos en la ley publicada el pasado 29 de enero.

El funcionario dijo que esta normatividad está abierta a las empresas con la intensión de lograr que la Iniciativa Privada vea el talento que existe en México y logremos ser un clúster como lo es la India o Japón… queremos incentivar el desarrollo tecnológico .

Y es que el artículo 2 de la vigente ley se establece que la SCTI tendrá la obligación de promover la acción conjunta de los sectores público, privado y social en el desarrollo científico, tecnológico y de innovación .

Características de la Ley

El DF no sólo transitó de un instituto a una secretaría, también se logró ampliar el plazo de aplicación de recursos para los proyectos, es decir, desde el 2002 hasta el 2012 se hacían proyectos de 12 meses, pero si no se ejercía el recurso se consideraba que la institución tenía un subejercicio; ahora, la Secretaría tendrá tres años para concretar el uso del dinero, dijo Borja.

Otro impulso que se dará a la Secretaría desde el plano legal es el relacionado con la creación de una oficina de patentes, la cual no existe en el DF y es necesaria para poder acceder a programas internacionales de apoyo económico para la ciencia, la tecnología e innovación.

Una de las ciudades que más patenta en el mundo es Tokio, nosotros patentamos en un año lo equivalente a lo que Tokio patenta en siete días , indicó.

El panista aseguró que la oficina de patentes será alterna al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y que es el titular de la Secretaría, René Drucker, quien está en pláticas con este Instituto para que la nueva oficina se rija por las normas del IMPI.

A lo que se puede comprometer en tres años la Comisión que presido y la ALDF es a tener el edifico propio de la Secretaría, generar el primer parque tecnológico y la oficina de patentes para acercar recursos internacionales , informó.

Ya no habrá becas

Edgar Borja también dijo que se va a hacer una modificación al presupuesto y que la Secretaría ya no dará becas; sin embargo, la Secretaría va a respetar todos los convenios que el Instituto de Ciencia, Tecnología e Innovación tenía, los cuales terminan a mediados de año.

No se va a invertir en becas porque es algo que ya hace el Conacyt y este año tiene un presupuesto bastante bueno, lo que se hará en este tema es crear un esquema para proponer candidatos a becas -para habitantes de la ciudad de México- y no duplicar funciones, lo que nos permitiría concentrarnos en el desarrollo de los parques tecnológicos , afirmó.

Presupuesto

Ya se logró que la ley se homologara con la ley federal y se estableciera la inversión de 1% del PIB a ciencia, tecnología e innovación, lo cual se logrará de manera gradual, por lo pronto ya está el compromiso que para el 2014 el presupuesto para la Secretaría no sea menor de 400 millones de pesos.

Precisó que para reforzar el presupuesto que se le otorgó a la Secretaría para este año, 289 millones de pesos, René Drucker tendrá que entregar un plan integral de proyectos para que a mediados del año se le otorgue más dinero o para que al final de año se haga una asignación mayor a ejercer en el 2014.

Borja no dejó de lado a la vinculación, un tema que no puede perder importancia para que las empresas, la academias y el gobierno trabajen en beneficio de la sociedad.

[email protected]