Luego de haber sido visitada por más de 40 mil personas en el Museo del Oro de Bogotá, Colombia, la muestra 'Mayas: sociedad y tiempo' que reúne casi un centenar de piezas prehispánicas, se exhibirá a partir 7 de marzo al 15 de julio, en el centro de exposiciones Parque Explora, en Medellín.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), informó mediante un comunicado que esta muestra está integrada por 96 objetos procedentes del Museo Regional de Yucatán 'Palacio Cantón', de Mérida, y ofrece un recorrido por la cosmovisión de esta cultura mesoamericana, caracterizada por su sistema de escritura, medición del tiempo y astronomía.

Los visitantes podrán apreciar una visión de como los mayas se distinguieron por su avanzado conocimiento matemático y la monumentalidad de su arquitectura, además de la complejidad de su pensamiento basado en la relación con los astros y en una concepción cíclica del tiempo.

La muestra va más allá de la supuesta profecía maya del 'fin del mundo', y se adentra en la forma en la que concebían el mundo esta civilización, por lo que el guión museográfico se basa en información rigurosa y bien documentada, que se desarrolla a través de cinco núcleos temáticos.

Piezas prehispánicas de cerámica, metal, concha y piedra, además de incensarios, platos polícromos, vasos y vasijas con la figura de la Ceiba, así como fotografías, maquetas e interactivos, son algunas de las piezas con las que se pretende acercar a los visitantes a esta antigua civilización de manera lúdica y didáctica.

El curador de la exposición, Abraham Guerrero, señaló que esta muestra busca explicar la manera en la que el tiempo estaba ligado con la vida ritual y cotidiana de los pueblos mayas, así como detallar el origen y el sentido de sus predicciones.

'Principalmente ùdijoù, es importante subrayar que ningún códice ni contexto arqueológico hace referencia a diciembre de 2012 como fecha del æfin del mundo

Agregó que estos singulares objetos datan de los periodos Clásico, 300 a 1000 d.C., y Posclásico, 1000 a 1500 d.C., relativos a etapas significativas del devenir maya, como las hegemonías de Chichén Itzá y Mayapán, y las invasiones toltecas, entre otros sucesos.

El también director del Museo Regional de Yucatán 'Palacio Cantón', explicó que la medición del tiempo, basada en la observación de los astros, constituye el eje de la muestra, donde se detalla que para la civilización maya, el tiempo se registraba simultáneamente con dos calendarios: uno sagrado, el Tzolkin, de 260 días, que regía la vida ritual, y otro civil, llamado Haab, de 360 días.

Mencionó que la mezcla de ambos calendarios formaba la Rueda Calendárica, cuyo ciclo era de 52 años, lapso que dichos sistemas de conteo tardaban en coincidir el mismo día.

Sin embargo, para calcular periodos más grandes existía La Cuenta Larga (Tziikhaab), que agrupaba en medidas de tiempo denominadas kin (un día), uinal, tun, katun y baktun (de 144 mil días). Así, 13 baktunes ùequivalente a 5,125 añosù constituían una Era.

El curador apuntó que con el fin de ilustrar este pensamiento, la exposición exhibe tres ruedas calendáricas de madera, que a su vez representan las tres formas de conteo del tiempo que desarrollaron los antiguos mayas.

'Los calendarios fueron hechos por sacerdotes mayas, quienes basados en sus sistemas matemáticos y en un profundo conocimiento de los astros, podían predecir eventos celestes, como solsticios y equinoccios, eclipses y otros hechos astronómicos', detalló Guerrero.

Por su parte, el arqueólogo Orlando Casares Contreras, de la delegación del INAH en Yucatán, y autor del guión museográfico, detalló que la muestra comienza con la sección denominada 'Cosmovisión, espacio y naturaleza sagrada', que aborda la concepción del mundo de los mayas prehispánicos basada en su entorno.

Explicó que en el segundo núcleo temático, bajo el título 'Calendario, tiempo mitológico y astronomía' alude a la observación de los astros por parte de los mayas para crear sus calendarios, pronosticar cambios en el tiempo y organizar las actividades cotidianas y rituales.

Destacó que en este apartado, los asistentes tendrán la oportunidad de ver la Pirámide de Kukulkán, de la Zona Arqueológica de Chichén Itzá, sobre la que se proyecta una luz que simula los rayos del Sol, a fin de representar el fenómeno del equinoccio, de tal forma que se observa una sombra en forma de serpiente que desciende por dicha edificación.

'Mayas: sociedad y tiempo' además presenta diversas fotografías de los equinoccios en Chichén Itzá y en el Templo de las Siete Muñecas, de la Zona Arqueológica de Dzibilchaltún, así como el solsticio de invierno en la Pirámide de Kukulkán, en Mayapán y en el arco falso de Oxkintok.

'Astronomía, zodiaco y los animales sagrados de los mayas', y 'Astronomía, dioses y gobernantes mayas' es el titulo de los siguientes apartados, en los que se explica la relevancia de los animales como representaciones celestiales de sus deidades, así como de los soberanos, que eran considerados como seres que ejercían la voluntad de las deidades en la Tierra.

Finalmente, en 'Augurios y profecías mayas' se alude a las predicciones relativas a eventos astronómicos o relatos míticos futuros, relacionados con el linaje de sus gobernantes.

Cabe señalar que en el marco de esta exposición se impartirá una serie de conferencias y talleres a cargo de especialistas, quienes explicarán al público quiénes eran los mayas, qué hicieron, por qué se les conoce universalmente como una gran civilización, cómo concebían el tiempo, cómo funcionaba su astronomía y su estructura social.