Atto es músico, cantante y empresario. Ha logrado desarrollar un proyecto que le permite hacer discos, apoyar bandas, distribuir canciones y, sí, ganar algo de dinero.

No es fácil (…) porque juegas dos papeles, el del artista y el de empresario, pero al final de cuentas lo que yo busco es poder vivir de lo que hago, que es componer y tocar música, y lo he logrado , explicó Atto, quien desde los 16 años comenzó en la música.

Después de estudiar en Estados Unidos, regresó a México y a los pocos meses abrió El Imperial, un foro para nuevas bandas que de inmediato se convirtió en un éxito.

Es la manera independiente de hacer arte, si no encuentras apoyo de las disqueras o de las grandes estaciones de radio, tienes que hacer algo. Lo que yo hice es un combo cultural que me permite hacer discos, apoyar bandas y difundir propuestas musicales , agregó.

El Imperial, además de ser un foro para nuevos grupos, le ha permitido sostenerse y crecer en proyectos. Pronto vamos a lanzar una app para que puedan ver los conciertos de El Imperial en dispositivos móviles, tenemos el sello discográfico, una marca de cerveza y seguimos viendo cómo apoyar la escena musical en México .

Para Atto, la industria del disco se está muriendo, mientras que las propuestas artísticas crecen. La parte musical y creativa pasa por su mejor momento que quizá nunca hubiera visto la luz en otros tiempos; pero ahora no necesitas una disquera para dar a conocer tu propuesta y yo veo la escena mejor que nunca , comentó.

UN PROYECTO PERSONAL

Después del éxito musical de Bifocal (2006), Atto regresa con un sonido más personal y experimental.

Su nueva producción, Soy Tractor/24 Cuadros (Imperial Récords) , es un álbum doble con dos portadas que fue coproducido y grabado por Sacha Triujeque y por el mismo Atto en su estudio. La diferencia es que dejé un poco ese lado más rockero que manejaba con The Majestics (su grupo) para explorar nuevos horizontes musicales y con otro tipo de instrumentos.

El lado A es un universo de canciones personales, más íntimas y llenas de tintes acústicos; mientras que el B es un disco totalmente instrumental, como el soundtrack de una película imaginaria , explicó.

Atto se presentará en el 27 de marzo en el Festival Vive Latino, donde hará un recuento de su carrera y tocará su nuevo material. El disco ya esta en tiendas y veremos cómo funciona, quiero tocar en distintos lugares para dar a conocer mi propuesta y seguir haciendo lo que más me gusta, que es componer y hacer música , confesó.

vgutierrez@eleconomista.com.mx