Cada día en promedio, nueve mujeres son asesinadas en México, seis de cada 10 mujeres han sufrido algún tipo de violencia en su vida, según datos de la Organización de las Naciones Unidas.

Estas alarmantes cifras, las historias de las víctimas de violencia o feminicidio en el país y la convicción de detonar conciencia y convocar a las propuestas desde la sociedad para mitigar este clima engendraron la plataforma El Día Después (EDD), asociación civil encabezada por Diego Luna, produjera y lanzara el documental Nosotras, trabajo testimonial dirigido por Natalia Beristáin, que se estrenó en el marco de las actividades de la XVII edición del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), y disponible a todo público a través de plataformas digitales de El Día Después.

“Somos un grupo de ciudadanos que queremos hacer algo, pero fue difícil responder qué podemos hacer porque no hemos construido herramientas para la ciudadanía en México. Por eso, El Día Después trata de generar un espacio donde podamos encontrar las coincidencias que tenemos, eso que nos une aunque no opinemos igual en un tema. El punto es dialogar, tejer redes ciudadanas, canalizar la energía y acompañarnos en este despertar para realizar cambios desde la sociedad”, compartió el actor, realizador y activista después de la proyección de presentación del cortometraje documental, en la capital michoacana, como parte del conversatorio “El cine como herramienta social”.

El lanzamiento de este trabajo fílmico es parte fundamental del segundo tema de El Día Después: Feminicidios en México, después de que, en mayo pasado, se anunciara la primera iniciativa en la que se enfocarían los esfuerzos: las desapariciones en el país, que estuvo acompañada con la proyección y difusión del documental Sin tregua, de Diego Rabasa, mismo que también forma parte de la programación del encuentro fílmico.

Todos los niveles de violencia

Ahora, esta segunda producción fílmica lanzada por El Día Después cuenta los testimonios de mujeres sobrevivientes de violencia, así como recaba las experiencias de familiares de víctimas de feminicidio y, con ellas, revela los distintos niveles de agresión contra las mujeres en nuestro país a todos los niveles, desde las microviolencias que hemos normalizado, hasta los más graves delitos.

También presente durante el lanzamiento, Natalia Beristáin compartió que “este documental me invitó a pensar y escuchar antes de agarrar la cámara para grabar. Fue profundamente aleccionador en todo sentido y me replantea mi propia visión como mujer cineasta”.

Ahí también estuvo Arcilia Miranda, hermana de Berenice Miranda, víctima de feminicidio en Chihuahua, cuyo testimonio forma parte del trabajo fílmico. Hizo hincapié en la importancia de frenar tanto la revictimización como la normalización de la violencia.

“A veces, es muy fácil juzgar por qué pasan este tipo de cosas, hasta el punto en que lo hemos normalizado. Los invito a que veamos el fondo del asunto, a que pensemos más allá y entendamos que a todas nos puede suceder; que meditemos lo que vayamos a decir antes de culpar a las víctimas”.

Por su parte, la directora del proyecto, Ixchel Cisneros, se sumó a los mensajes con el énfasis en la educación de las nuevas generaciones. Se extendió en cómo identificar las microviolencias y cómo comenzar a mitigarlas de la vida diaria. Dijo, además, que uno de los objetivos de EDD es llegar a las instituciones de educación básica con programas didácticos complementarios que permitan a los jóvenes comprender de una manera más universal, empática y consciente el mundo que habitamos y los retos que afrontamos como sociedad.

Tanto Nosotras como Sin tregua estarán disponibles para todo el público a través de las redes sociales de la iniciativa encabezada por Diego Luna y de su página de internet (eldiadespues.mx), misma en la que el usuario podrá acceder a un amplio directorio de organizaciones civiles con distintas causas de lucha: género, libertad de expresión, justicia social, combate a la corrupción y defensa del medio ambiente, por mencionar unas cuantas. Ahí mismo, todo interesado puede sumarse a una lucha de acuerdo con el tema de su interés y puede hacerlo de distintas maneras, desde añadir su firma para una finalidad, hasta uniéndose al equipo de voluntariado de una asociación civil.

[email protected]