En un año de limitaciones para la industria del cine, sin alfombra roja, con problemas técnicos de los que ni Hollywood se ha podido salvar, con una transmisión simultánea desde la costa oeste, en Nueva York, y desde el extremo este del país vecino, en Los Ángeles; con la presencia estricta y acotada de invitados presenciales, todos ellos sometidos a exhaustivas pruebas de Covid-19, pudo concretarse la 78ª edición de los Globos de Oro entregados por la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood.

La gala tuvo dos maestras de ceremonia, una en cada costa del país, las comediantes Amy Poehler desde Los Ángeles y Tina Fey desde la Gran Manzana. En su mayoría las tradicionales luminarias invitadas a presentar cada categoría lo hicieron desde la distancia, en sus casas, muchos vestidos de traje largo o esmoquin y otros, con la comodidad del hogar, en ropa casual.

Fue un año en el que gran parte de las producciones nominadas y vencedoras se estrenaron vía streaming.

La cinta Nomadland, ganadora del León de Oro en la pasada edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, se impuso en la categoría de Mejor Película de Drama. De igual manera, su directora Chloé Zhao se convirtió en la segunda mujer en llevarse el premio a Mejor Dirección después de que Barbara Streisand lo lograra en 1984 con Yentl. Fue una noche histórica además porque se trata de la primera edición en la que tres mujeres aparecen como nominadas por su trabajo en la dirección.

El falso documental Borat, siguiente película documental, del director y actor británico Sacha Baron Cohen, lanzado a propósito de las elecciones en Estados Unidos en 2020, a 14 años del lanzamiento de la original Borat, se llevó el premio a Mejor Película de Comedia o Musical, mientras que Baron Cohen se hizo de los laureles como Actor de Comedia.

También destacó la victoria como Mejor Película Animada para Soul, la bien recibida producción de Disney y Pixar transmitida por Disney+, cinta que además se llevó el premio de Mejor Banda Sonora para la estrella del jazz Jon Batiste y para los rockeros Trent Reznor y Atticus Ross, integrantes de Nine Inch Nails.

En la categoría de Mejor Película en Lengua no Inglesa el Globo de Oro se anunció para Minori, del director Lee Isaac Chung que, aunque siendo una cinta estadounidense, está hablada en inglés y coreano, y es una historia semibiográfica del director sobre las adversidades de una familia inmigrante en Estados Unidos. La cinta se llevó el Gran Premio del Jurado en el Festival de Cine de Sundance en enero del 2020.

De manera póstuma, el actor Chadwick Boseman, mejor conocido por su actuación en Black Panther y fallecido a causa de cáncer en agosto de 2020, se llevó el Globo de Oro por su actuación Ma Rainey's Black Bottom.

La serie The Crown, que en su cuarta temporada cuenta la historia de la Reina Isabel II y Diana de Gales se impuso  en cuatro categorías, incluyendo la de Mejor serie de Drama. Además, en la de Mejor Actriz de Serie de Drama los aplausos fueron para la británica de 25 años Emma Corrin por la interpretación de la princesa Diana y el galardón para Mejor Actriz de Reparto en Televisión le perteneció a Gillian Anderson por su interpretación de Margaret Thatcher, mientras que el actor británico Josh O´Connor se llevó el Globo de Oro por su papel como el príncipe Carlos.

La miniserie Gambito de dama, disponible en Netflix, se llevó los dos premios a los que fue nominada: Mejor Miniserie o Telefilme y Mejor Actriz de Miniserie o Películas para Televisión

La actriz Jane Fonda, con dos premios Oscar, cuatro Globos de Oro, dos BAFTA y un Emmy, fue homenajeada con el premio honorífico Cecil B. DeMille en reconocimiento a toda una carrera. Durante su discurso de recepción, Fonda destacó la importancia de la diversidad y la inclusión en la industria.

“Las historias de verdad pueden cambiar a la gente, pero hay una historia en concreto que nos da miedo escuchar en nuestro sector: la historia de qué voces escuchar y elevar. La historia de a quién se le ofrece un sitio en la mesa donde se toman las decisiones y a quién no se le deja entrar en esa sala. Así que hagamos todos, incluyendo los que deciden qué películas se hacen y cuáles reciben premios, un esfuerzo para ampliar ese espacio y que todo el mundo pueda alzarse y que todo el mundo tenga la oportunidad de que su historia se escuche y se vea”, declaró la galardonada.

ricardo.quiroga@eleconomista.mx