Investigadores y catedráticos mexicanos siguen manifestando su inconformidad por el modo de proceder del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) en diversos ámbitos, tal es el caso de la Red ProCienciaMx y el Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras Conacyt (Siintracátedras) quienes por separado han denunciado despidos injustificados, acciones unilaterales y cambios en los criterios de evaluación para ingreso, permanencia y promoción en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), que desde su punto de vista “perjudican a la comunidad científica y crean incertidumbre”.

El Siintracátedras, por ejemplo, denunció que el Conacyt se niega a avanzar hacia la firma de un Contrato Colectivo de Trabajo y, contrario a ello, ha propuesto unilateralmente una serie de modificaciones a los Lineamientos del Programa de Cátedras Conacyt, esto a pesar de que el pasado miércoles 9 de junio su directora general, María Elena Álvarez-Buylla Roces, sostuvo una reunión virtual con más de 1,000 jóvenes investigadores adscritos al Programa Cátedras Conacyt, donde reconocía su participación “valiosa y llena de talento que merece tener mejores condiciones laborales”.

A través de un comunicado, el recién formado sindicato explica que los lineamientos presentados por el Consejo carecen de una política específica en materia laboral, pues no están acompañados por los nuevos Estatutos de Personal Académico ni de las Condiciones Generales de Trabajo comprometidas para su publicación, además los representantes legales del Consejo informaron en una audiencia llevada a cabo este martes 22 de junio, que mantienen su política de despidos. En este sentido el Sindicato mantiene su posición de diálogo abierto e invita al Conacyt a evitar la crisis institucional que pueda ocasionar una huelga.

El sindicato ha documentado ya casos de despido de colegas durante la última semana, a pesar de que se solicitó explícitamente el cese de estas acciones para mantener la disposición de las partes a mejorar las condiciones laborales que actualmente rigen el programa y que contravienen las normas vigentes en materia laboral. Los despidos han alcanzando un incremento de 633% entre 2018 y 2019. La mayoría de estos despidos se relaciona con el uso punitivo de las evaluaciones, ya sea las realizadas por el propio Conacyt o por el ingreso y permanencia al Sistema Nacional de Investigadores. La mayoría de las personas despedidas por estas causales son mujeres.

Violaciones a la ley vigente

Por su parte, la Red ProCienciaMx dio a conocer que los nuevos criterios sobre el Sistema Nacional de Investigadores presentan grandes irregularidades. Reconocen que aunque los criterios con los que se evaluaba a los investigadores hasta hace un año eran perfectibles, ahora han sido añadidos otros razonamientos o requisitos que limitan el ingreso, la permanencia o la promoción en el sistema.

Aunque algunas partes de los nuevos lineamientos se adaptan mejor a un sector de evaluación, como humanidades o ciencias sociales, las irregularidades comienzan desde violaciones a la Ley, pues esta marca que los criterios deberían derivarse del Reglamento, y éste a su vez de la Ley de Ciencia y Tecnología (LCyT) vigente. Pero en este caso, la LCyT vigente es la de 2002 y ni el nuevo reglamento del SNI publicado el 5 de marzo de 2021 en el Diario Oficial de la Federación (DOF), ni los nuevos criterios de evaluación son congruentes con ella. Además, el anteproyecto de la llamada nueva Ley de Ciencia, Humanidades, Tecnología e Innovación impulsada por el Conacyt aún no ha sido sometido a discusión en las cámaras del Legislativo y, por lo tanto, no ha sido aprobado ni promulgado con carácter de ley.

Por otro lado, los nuevos criterios de evaluación del SNI fueron publicados el 29 de mayo, apenas dos días antes de que saliera la convocatoria 2021 y esta última fue publicada con al menos cuatro meses de retraso. La elaboración de los criterios tampoco se ajustó a lo establecido en el nuevo reglamento, en virtud de que viola los artículos 7 y 25, que establecen que la Secretaría Ejecutiva del SNI deberá “someter a consideración del Consejo General del Conacyt los criterios específicos de evaluación que le presenten las comisiones dictaminadoras”. De acuerdo con los testimonios de varios integrantes de las diversas comisiones dictaminadoras, éstas no fueron consultadas para la elaboración de los criterios publicados el 29 de mayo por el Conacyt.

La lista de observaciones continúa, por lo que la Red ProCienciaMX generó además una serie de propuestas a las autoridades en las que piden ser evaluados de acuerdo con los criterios utilizados por las comisiones dictaminadoras en 2020, corregir las inconsistencias y enviar una nueva convocatoria a todos los miembros del SNI; que se aprueben los criterios reelaborados solamente hasta que sea promulgada la nueva legislación y posteriormente hacer una reelaboración transparente.

nelly.toche@eleconomista.mx