El Consejo General de Salubridad, máxima autoridad en salud frente a la pandemia del coronavirus, ha convocado a la comunidad científica para que ésta se reúna y coordine su aportación inmediata a las tareas de análisis e investigación frente a la emergencia sanitaria por causas de fuerza mayor declarada en México.

Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, solicitó el apoyo de la Secretaría de Educación Pública (SEP), el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y los centros de educación públicos y privados para encabezar el trabajo junto con otras dependencias e instituciones.

A pesar de esta noticia, hay grupos que se han anticipado. El doctor Antonio Lazcano, prominente biólogo evolucionista mexicano, dijo a través del Foro Consultivo Científico y Tecnológico AC, que frente a un problema tan severo como lo es el Covid-19 debemos trabajar de forma coordinada y unida. Por ello, desde hace semanas, a través de ProCienciaMx ellos han estado trabajando.

Hoy esta red cuenta con una plataforma denominada Unidos contra el Covid-19, que por un lado ofrece colaboraciones para solicitar ayuda en proyectos específicos sobre el coronavirus y por otro brinda un espacio para aquellos que quieran ayudar, es decir, vincula esfuerzos.

Señaló que es indispensable desarrollar grupos de virología que investiguen y trabajen conjuntamente con especialistas en genómica, evolución, sociología, etcétera, para poder desarrollar una estrategia común. “Para mí, ésa sería una de las prioridades”.

Una visión de 360 grados contra el Covid-19 desde la UNAM

Por su arte, la Universidad Nacional Autónoma de México puso a disposición sus capacidades e integró tres grupos de trabajo con tareas específicas para atender las necesidades en materia de salud, medio ambiente e insumos, todo alrededor del Covid-19. Desde el Subsistema de la Investigación Científica se busca dar apoyo al sector salud con pruebas en hospitales y entidades federativas; implementación de protocolos de la OMS, y detección del virus mediante un método desarrollado en Berlín, Alemania.

También se enfocarán en el análisis de cambios ambientales por la disminución de la actividad humana en agua, aire, suelo, vegetación y fauna, y posible aumento de riesgo por complicaciones respiratorias y vasculares. Por último, trabajan en el diseño de prototipos para equipos como máscaras, cubrebocas, termómetros y válvulas para ventiladores.

Este equipo de trabajo identificó como tareas apremiantes la vinculación con hospitales y oficinas de gobierno para concentrar necesidades y clasificarlas; realizar diseño, desarrollo y pruebas para los diversos equipos que podrán ser fabricados para hacer frente a las necesidades más apremiantes; coordinar la obtención de recursos, y garantizar la canalización de donativos, así como la vinculación con los sectores social, público y privado.

Los grupos de investigación se incorporarán asimismo a la realización de propuestas en los temas de desarrollo económico, social y de equidad, con el fin de contribuir a soluciones y planteamientos de política pública de manera integral y multidisciplinaria, requisito indispensable para poder abordar la problemática provocada por el COVID-19 a nivel nacional e internacional.

Conacyt participa en reunión con la Unesco

La directora general del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, participó en el primer Diálogo Virtual Ministerial sobre el Covid-19, organizado por la UNESCO. Por primera vez desde que inició la pandemia, la representante de México se pronunció públicamente al respecto.

Durante su intervención, hizo un llamado a la colaboración científica global y aseguró que la solidaridad internacional y la participación activa de la ciencia y la tecnología son y serán indispensables para hacer frente y resolver la pandemia del Covid-19. La directora general del Conacyt comentó que el consejo está apoyando más de 35 proyectos de investigación científica y de desarrollo tecnológico para contribuir en el combate al Covid-19.

En esta reunión, los representantes de los organismos de ciencia y tecnología acordaron establecer mecanismos de ciencia abierta para el intercambio internacional de información científica. Además, compartieron experiencias de éxito y lecciones aprendidas en sus respectivos países a lo largo del proceso de combate a la pandemia.

[email protected]