El número de infecciones por el nuevo coronavirus en China superó al de la epidemia de SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) en el país en 2002-2003, según cifras oficiales publicadas este miércoles.

Las autoridades sanitarias dieron cuenta este miércoles de 5,974 casos confirmados de contagio en China continental, o sea 1,400 más que la víspera, y 132 muertos.

El virus del SRAS, también un coronavirus, había infectado a 5,327 personas en China continental y provocado 349 muertos en el país.

A nivel mundial, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la epidemia de SRAS causó 774 muertos, de los 8,096 casos registrados en 2002-2003, antes de ser controlada.

Al igual que el SRAS, el nuevo virus aparecido en la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en diciembre se transmite entre las personas y provoca problemas respiratorios graves.

El nuevo 2019-nCoV, y el SARS pertenecen a la misma familia de coronavirus, y tienen un 80% de similitudes genéticas. Pero el 2019-nCoV es menos "fuerte" y más contagioso.

"Por lo que vemos ahora, esta enfermedad no es (...) tan fuerte como el SRAS", declaró el domingo Gao Fu, jefe del Centro de control y prevención de enfermedades chino.

Por el contrario, el nuevo virus tiene un período de incubación de hasta dos semanas y "el contagio es posible durante el período de incubación", incluso antes de que aparezcan los síntomas, "lo que también es muy diferente del SRAS", señaló Ma Xiaowei, jefe de la Comisión Nacional de Salud (CNS).

"Tenemos la impresión (...) de que hoy la propagación de este virus es más rápida que la del SRAS, pero que en cambio la mortalidad es considerablemente inferior", afirmó la ministra de Salud francesa, Agnes Buzyn.

Según la OMS, el SRAS había alcanzado una tasa de mortalidad del 9.5% (en comparación con el 34.5% para la única otra epidemia causada por un coronavirus, el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio o MERS, que apareció en 2012 en la Península Arábiga).

La mortalidad del nuevo coronavirus se sitúa muy por debajo, aunque, según los expertos, los datos son solo indicativos, porque se desconoce el número real de personas infectadas, debido a que los pacientes con pocos síntomas, o ninguno, no han sido detectados.

kg