La difusión de los beneficios y propiedades del café en los últimos años han propiciado el aumento de su consumo y se calcula que para el año 2025 exista una ingesta de 300 tazas anuales.