La relación del club América con el cine es histórica, en parte por el vínculo inseparable de Televisa, dueña del equipo, como uno de los principales productores de contenido de habla hispana, y que en los años de 1979 y 1982 aprovechó el auge del equipo para la filmación de las películas de El Chanfle, que tienen como escenarios principales el centro de entrenamiento del equipo en Coapa y el Estadio Azteca.

Sin embargo, la posibilidad de aplicar a estímulos fiscales propició que en los últimos cinco años Club América SA de CV, la razón social del club, cambió su lugar de protagonista para trasladarse detrás de la cámara.

El club aplicó a créditos fiscales mediante el estímulo fiscal Eficine, mediante el cual las empresas y personas físicas pueden destinar hasta 10% de sus obligaciones fiscales por Impuesto sobre la Renta (ISR) o un máximo de 20 millones de pesos por proyectos cinematográfico.

América aparece como contribuyente en los proyectos cinematográficos con nombre Me casé con un idiota y Veinteañera, divorciada y fantástica, en los cuales aportó 4 millones 463,813.67 pesos.

“El primer estímulo fiscal que surgió fue al cine. Se le otorga a los contribuyentes un crédito fiscal sobre el Impuesto sobre la Renta”, señala Herbert Bettinger, abogado fiscalista.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, además de América, el Estadio Azteca, con razón social Futbol del Distrito Federal SA de CV, también aplicó para obtener el estímulo fiscal al cine, con una contribución de 2 millones 343,566.67 pesos para el proyecto cinematográfico Veinteañera, divorciada y fantástica, y 1 millón 530,000.00 pesos para el filme Belzebuth.

Todas las producciones cinematográficas son mexicanas y tuvieron que pasar por un análisis del Instituto Mexicano de Cinematografía.

Club América y el Estadio Azteca son las únicas instituciones deportivas que aplicaron al estímulo fiscal en una revisión realizada por El Economista.

Rafael Lima Fosado, abogado fiscalista, indica que los clubes de futbol que están constituidos como sociedades anónimas deben cumplir con sus obligaciones fiscales como el Impuesto sobre la Renta.

Según datos de Forbes México, un equipo en México necesita al menos 500 millones de pesos al año para operar, y de acuerdo con el decreto de la Secretaría de Hacienda que estipula de los contribuyentes pueden llegar a montos de 10% del Impuesto sobre la Renta del ejercicio fiscal anterior, con una tasa impositiva de 35%, 4.4 millones de pesos que aplicó América representarían 2.5% del ISR.

Las películas se encuentran en la parte final de posproducción y el club América puede aparecer en los créditos del filme, según explicó personal de las casas productoras, que no quisieron revelar más detalles.

El club también omitió una opinión sobre los estímulos fiscales que aplicó en los ejercicios fiscales del 2018 y el 2017.

Otros casos donde el futbol se involucró en el cine fue a través de Jorge Vergara y su casa productora Anhelo, mediante la cual participó como productor de cuatro filmes: Y tu mamá también, El asesinato de Richard Nixon, Aliens: zona de silencio y Crónicas.

En el documental de Chivas que se estrenó el año pasado y cuenta la historia del campeonato que obtuvo el equipo, el dueño del club Guadalajara aparece como productor ejecutivo.

¿En qué consiste el estímulo fiscal Eficine?

El decreto que emitió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público indica que el estímulo fiscal Eficine 189 es un beneficio que se otorga a la industria cinematográfica por la producción y distribución de largometrajes y consistente en aplicar un crédito fiscal por el monto aportado a un proyecto de inversión en la producción o en la distribución por un contribuyente del Impuesto sobre la Renta.

El Eficine permite a los contribuyentes (pueden ser personas física o morales) aportar recursos a un proyecto de inversión en la producción o en la distribución cinematográfica y disminuir el monto de su aportación del pago de su Impuesto sobre la Renta. El monto de la aportación al proyecto de inversión que corresponda (por la cual se autorizará un acreditamiento en el pago del ISR) no puede ser mayor de 20 millones de pesos por contribuyente aportante y proyecto de inversión en la producción, así como de 2 millones de pesos para los proyectos de inversión en la distribución cinematográfica nacional, ni de 10% del ISR del contribuyente aportante en el ejercicio anterior.