De los casi 54 minutos que duró el informe trimestral que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, al que llamó Programa Emergente para el Bienestar y el Empleo, emitió a la nación la tarde de este domingo, sin público, desde Palacio Nacional, solamente 26 segundos fueron dedicados a la cultura y con una breve referencia a dos temas: el fomento a la lectura y el Espacio Cultural del Bosque de Chapultepec.

“Continúa la promoción a la lectura y se están ejerciendo 1,000 millones de pesos para convertir el Bosque de Chapultepec, incluida la antigua residencia oficial de Los Pinos, en el espacio artístico y cultural más importante del mundo”, explicó de manera limitada, entre los temas sobre el apoyo a las víctimas de la violencia y en materia de salud.

Durante su discurso, el mandatario evitó hacer mención del decreto por el que se ordena la extinción y terminación de los fideicomisos públicos, mandatos públicos y análogos, emitido el pasado 2 de abril en el Diario Oficial de la Federación, en el que instruye a dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, entre otros, a dar por terminados los fideicomisos públicos sin estructura orgánica, mandatos o análogos de carácter federal, entre los que se ven comprometidos algunos de los 14 fideicomisos y mandatos dependientes de la Secretaría de Cultura federal, y cuya noticia, sumado el silencio de las autoridades correspondientes, ha causado incertidumbre por parte de la comunidad cultural.

Sobre la crisis sanitaria por la propagación del virus SARS-CoV-2 y, con él, la proliferación de la enfermedad Covid-19, López Obrador anunció que “desde el primer momento, tomamos la decisión de dejar la conducción de toda la estrategia sanitaria a los médicos especialistas y científicos que, dicho sea de paso, son eminencias con vocación social”.

[email protected]