México podría dejar de recibir alrededor de 20 millones de viajeros internacionales en el mediano plazo si los recursos destinados actualmente a la promoción turística del país se redireccionan al proyecto del Tren Maya que anunció el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, de acuerdo con las estimaciones del presidente del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET), Pablo Azcárraga.

El empresario explicó que hoy en día se recaudan alrededor de 7,000 millones de pesos cada año por concepto de las cuotas por Derecho de No Residente (DNR) que pagan los extranjeros que visitan el país.

Advirtió que, si se ocupan estos recursos, en su totalidad, para la construcción del Tren Maya, como aparentemente lo propuso AMLO, México podría caer, de los 43 millones de turistas extranjeros que se espera recibir este año, a sólo 20 millones. “Una muerte segura para el turismo”, sentenció.

El representante enfatizó que restringir el gasto en promoción turística en un mundo tan competido, con tantos destinos queriendo brillar sería un error, del cual el único beneficiario sería Estados Unidos.

Faltan detalles sobre el proyecto

El Tren Maya tendrá 1,500 kilómetros de vías. Foto EE: Archivo

Azcárraga agregó que el Tren Maya, por sí mismo, es una idea atractiva que, probablemente, fortalecería el turismo en el sureste del país, aunque señaló que podría no ser tan rentable o igualmente llamativo para la iniciativa privada que está invitada a sumarse al proyecto.

“Es un anuncio prematuro y hace falta información para saber de qué estamos hablando, a cuánto asciende la inversión real, los problemas que enfrentaría la construcción, impactos ambientales y sociales”, refirió Pablo Azcárraga.

Confió en que pronto se estarán reuniendo con el nuevo gobierno para poner estos puntos sobre la mesa y trabajar en conjunto por nuevas metas para el país en materia turística, como llegar, en el 2024, a recibir más de 61.5 millones de viajeros internacionales.

Por su parte, Marisol Vanegas, secretaria de Turismo de Quintana Roo, estado por donde pasaría el mencionado tren, coincidió en que falta información detallada.

Añadió que el dinero recaudado a través del DNR no puede, por ley, destinarse a otros fines que no sean los de la promoción del país, por lo que habrá que revisar con atención de dónde vendrán los recursos.