Para ser emprendedor no es necesario tener capital. Con una buena idea y un buen plan llegan los inversionistas , afirma Alejandro Moreno, gerente General de Tecambiopor.com.

Su idea se basa en el trueque, una de las actividades más antiguas relacionadas con el comercio, y lo llevó a construir una plataforma digital gratuita donde la gente puede intercambiar productos que no utiliza pero funcionan, por otros artículos o incluso servicios profesionales.

Alejandro Moreno afirma que entre las ventajas de Tecambiopor.com, lanzado en diciembre del 2011, es que no descapitaliza a los usuarios, beneficia el ahorro con el intercambio de artículos, se contribuye al cuidado del medio ambiente, debido al reciclado de productos, y se beneficia a empresas que van comenzando.

A sus 27 años, Alejandro Moreno, administrador de empresas, puso fe en una idea que dejara un beneficio a la comunidad y fuera atractiva para anunciantes y patrocinadores.

La idea es mantenerlo gratuito, pues no tiene sentido ofrecer un servicio que tiene la misión de impulsar el ahorro y pedir que se cobre por su uso , afirma Moreno, cuya plataforma digital se financia a través de la publicidad.

Por el momento la empresa utiliza las redes sociales para promoverse y tratar de de penetrar en el público. Ahora estoy armando un plan pedir apoyo al gobierno, para trabajar en conjunto con la Secretaría de Medio Ambiente y que nos ayude a dar impulso a la plataforma , agrega.

Entre otros servicios, en Tecambiopor.com se ofrecen:

  • Tecnología
  • Moda
  • Artículos coleccionables
  • Servicios profesionales, médicos y legales
  • Traspaso de inmuebles
  • Cambio de autos

Para lograr el objetivo, Alejandro dejó su antiguo empleo, y al lado de tres compañeros dedicó más de un año en construir el sitio.

Los retos en esto es buscar gente que crea en tu proyecto, esté motivada como tú y comprometida al 100% con la meta de lograr que el sueño se materialice , agrega.

¿CÓMO HACER TRUEQUE?

El uso de la página es sencillo. El primer paso es registrar los datos personales. Luego de haber concluido con dicho proceso, se coloca una foto del producto que se desea cambiar con información acerca del mismo.

A partir de ahí se realizan dos métodos, el primero es elegir un producto que se necesite y negociar su cambio por otro que ofrecemos. El segundo es esperar a algún candidato que se interese por tu oferta y así intercambiar el artículo.

El último paso es realizar una cita en un punto específico donde se procederá al cambio físico del servicio, accesorio o aparato que fue ofertado.

raul.delgado@eleconomista.mx