El tenso momento que vive Huawei no se relaja, y algunas malas noticias siguen cebándose con la compañía china tras ser incluida por Estados Unidos en una lista negra que bloquea el acceso de esta empresa a tecnología estadounidense. La multinacional japonesa Toshiba habría decidido interrumpir temporalmente sus envíos de componentes electrónicos a Huawei para cumplir con las disposiciones anunciadas la semana pasada por Washington, según informa el periódico financiero japonés Nikkei

La agencia EFE se hace eco de esta información, que no especifica los productos cuyos envíos serán suspendidos, que son fabricados por una de sus filiales, pero el rotativo japonés detalla que Toshiba ha venido suministrando a Huawei discos duros, semiconductores y sistemas de procesamiento de datos a alta velocidad. 

Toshiba está investigando, según Nikkei, si algunos de los aparatos o componentes que envían a Huawei tienen piezas fabricadas en Estados Unidos. Y es que el veto de la Administración Trump también afecta a productos fabricados en el extranjero si la proporción de contenido derivado de la tecnología estadounidense excede el 25% del valor del mercado, según añade la citada agencia. Toshiba reanudará los envíos una vez revise este tema, y determine qué componentes o equipos estarían afectados.

Aclaración de Panasonic

La noticia no ha sido confirmada por fuentes oficiales de Toshiba. Este miércoles Nikkei también informó que Panasonic bloqueaba el suministro de sus componentes a Huawei, una noticia que ha negado la propia marca japonesa a través de un comunicado. Según la nota que ha emitido, Panasonic sigue ofreciendo productos a Huawei "con normalidad". "La información publicada de que hemos dejado de suministrar productos a Huawei no es cierta. Esta compañía siempre ha sido para nosotros un partner muy importante". Panasonic añade que seguirán cumpliendo las leyes y normativas en todos los países en los que opera y "continuaremos ofreciendo los productos y servicios a los consumidores de China".

Empresas que suministran a Huawei

Panasonic no es la única empresa que ha mostrado este jueves su apoyo a Huawei. LGU+ y Korea Telecom también lo han hecho, y han asegurado que seguirán trabajando con normalidad con ellos. Otra compañía que se ha puesto del lado de la china es el fabricante taiwanés TSMC, que ha asegurado que su intención es seguir suministrando su tecnología a Huawei. El fabricante de semiconductores, que también trabaja con MediaTek, Apple y Samsung, ha precisado, no obstante, que seguirá observando y evaluando el impacto de la decisión del gobierno de Donald Trump, según Reuters.

Los minoristas asiáticos se alejan de Huawei

Pese a ese respiro que le ha dado Panasonic, Huawei sigue sufriendo la caída de ventas de sus móviles en diferentes mercados. En España, y según múltiples cadenas de distribución y operadoras de telecomunicaciones consultadas por este periódico, las ventas se han desplomado en los últimos días, desde que se conoció que Google no permitirá a Huawei utilizar su Android en los futuros terminales de la compañía ni acceder a su tienda Play Store o a sus servicios como Gmail, Google Map o Google Drive. Los clientes tienen miedo de adquirir un móvil con el que no puedan funcionar como venían haciendo. Y lo mismo está ocurriendo en países como Filipinas o Singapur, donde algunos clientes se están apresurando a vender sus móviles Huawei, según Reuters.

Esta agencia asegura que múltiples tiendas asiáticas están rechazando adquirir productos de Huawei tras el anuncio de Google. "Si compramos algo que es inútil, ¿cómo lo vamos a vender?", dice el responsable de una tienda de Singapur. "Ya no aceptamos teléfonos Huawei, porque ya no serán comprados por nuestros clientes", añade otro de Filipinas. 

De poco parece estar sirviendo que los analistas y expertos del sector estén calificando de "muy buenos" los móviles de Huawei (el último P30 incluso por encima del iPhone en muchos aspectos), o que la compañía china esté garantizando que continuará brindando actualizaciones de seguridad y servicios de postventa a todos sus productos existentes(tabletas y smartphones Huawei y Honor, su segunda marca). Huawei también ha señalado que está desarrollando su propio sistema operativo, aunque no ha especificado si se apoyará en la versión Android de código libre, pero las últimas noticias del bloqueo de ARM dificulta aún más la confianza en la marca.

Ayer también se conoció que tres de los principales operadores de Japón, Softbank, KDDI y NTTDoCoMo estaban aplazando el lanzamiento de teléfonos de Huawei P30 Lite y suspendiendo los pedidos de compra del modelo P30 Pro. Igualmente, las telecom británicas Vodafone y EE, filial de British Telecom, también anunciaron que dejaban fuera de sus oferta 5G los terminales con chips de quinta generación del fabricante chino.