Spotify dio el jueves un gran impulso para tener más audiolibros en su plataforma al comprar la empresa estadounidense de tecnología de audio Findaway, en un intento de repetir el éxito que ha tenido con los podcasts.

Findaway, que está asociada con editores de audiolibros como Audible de Amazon, Apple iBooks, Google y Storytel, ofrece un catálogo global de audiolibros. También es propietaria de Voices, que ayuda a los autores a autopublicarse.

"Este es el primer gran paso (...) lo que queremos conseguir es que los consumidores de Spotify puedan comprar cualquier audiolibro en Spotify y escucharlo", dijo en una entrevista el director de Investigación y Desarrollo, Gustav Söderström.

Los términos de la transacción, que se espera que se cierre en el cuarto trimestre, no fueron revelados.

Spotify está siguiendo un manual similar al de su negocio de podcasts. Se aventuró en los podcasts en 2018, los abultó con una serie de adquisiciones y los analistas esperan que supere a Apple como el mayor proveedor de podcasts a finales de año, con más de 3 millones de títulos.

La empresa, que ya tiene un acuerdo con el grupo sueco de streaming de audiolibros Storytel, también ha lanzado la plataforma Open Access para que los editores puedan transmitir sus contenidos.

El total de usuarios activos mensuales de Spotify aumentó un 19% hasta los 381 millones en el último trimestre, con unos ingresos de unos 2,500 millones de euros (2,870 millones de dólares).

Se espera que el mercado mundial de audiolibros tenga un valor de 9,300 millones de dólares en 2026, frente a los 4,000 millones de 2020, según la empresa de investigación Omdia.

rrg