Spotify superó las estimaciones de Wall Street sobre sus ingresos del segundo trimestre, ya que la compañía de música "streaming" anotó un aumento del 20% en los suscriptores de pago para su servicio premium, impulsado por la demanda en Europa y Nortamérica.

El extremo superior del pronóstico del trimestre actual de la compañía para los ingresos y los suscriptores premium también superó las expectativas.

Spotify prevé ingresos de entre 2,310 millones y 2,510 millones de euros y entre 170 millones y 174 millones de suscriptores premium. Los analistas, en promedio, esperaban una facturación de 2,390 millones de euros y 170.4 millones de suscriptores.

El Covid-19 siguió pesando sobre su desempeño en varios mercados, pero los ingresos de su negocio publicitario, que el año pasado se vieron afectado por la pandemia, crecieron un 110% a 275 millones de euros.

Spotify también ha estado invirtiendo fuertemente en su negocio de podcasts para competir con Apple y en abril lanzó una plataforma de suscripción de pago para podcasters en Estados Unidos.

La compañía tiene actualmente 2.9 millones de podcasts en su plataforma y la participación en el servicio en las horas de consumo general alcanzó un máximo histórico en el trimestre.

Sus podcasts de personalidades como Joe Rogan y Bill Simmons continúan atrayendo a más usuarios. Los ingresos aumentaron a 2,330 millones de euros (unos 2,750 millones de dólares) para el trimestre desde 2,150 millones de euros del año anterior, por encima de los 2,290 millones de euros esperados por los analistas, mostraron los datos del IBES de Refinitiv.

Los suscriptores premium, que representan la mayor parte de la facturación de la compañía, alcanzaron los 165 millones, coincidiendo con las expectativas de los analistas.

El total de usuarios activos mensuales aumentó un 22% a 365 millones.

La compañía reportó una pérdida neta de 20 millones de euros, o 19 centavos de euro por acción, una mejoría respecto al saldo negativo de 356 millones de euros, o 1.91 euros por acción, de un año atrás, y superando la pérdida de 37 centavos de euros prevista por los analistas.

Las acciones de Spotify ganaban un 3.5% en las operaciones previas a la apertura del mercado estadounidense.