La surcoreana LG Display acordó pagar 380 millones de dólares para resolver una demanda civil de fijación de precios en el mercado de pantallas de cristal líquido, el mayor monto desembolsado entre las 10 empresas que han llegado a acuerdos similares.

Una demanda de acción colectiva reclamó una supuesta conspiración desde fines de 1990 hasta el 2006 para fijar los precios de las pantallas LCD, lo que habría encarecido televisores, computadores portátiles y otros productos electrónicos.

Varias empresas también se declararon culpables de cargos separados y pagaron multas.

Un fiscal reveló el miércoles un acuerdo que involucraba a LG, AU Optronics Corp y Toshiba Corp. De acuerdo a un documento publicado por una corte el jueves, AU Optronics pagará 170 millones de dólares, mientras que Toshiba pagará 21 millones de dólares.

El acuerdo aún está pendiente de aprobación de la jueza de distrito Susan Illston en San Francisco debe aprobar el acuerdo.

Una representante de AUO, Freda Lee, dijo que el acuerdo no debería causar daños importantes en las finanzas de la empresa en el actual período o en el futuro.

Una portavoz de Toshiba, Deborah Chalmers, dijo que la empresa niega cualquier mal proceder en el negocio de las pantallas de cristal líquido, y que accedió al acuerdo para evitar gastos futuros y el desgaste de un litigio.

Un representante de LG no pudo ser contactado para hacer declaraciones.

RDS