La inversión en inteligencia artificial podría facilitar las negociaciones comerciales y agregar un punto del PIB al crecimiento económico de América Latina y el Caribe, aseguró el Presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID); Luis Alberto Moreno.

Casi la mitad de este punto de crecimiento estimado, sería resultado de mejoras en la productividad, pues los trabajadores podrían canalizar sus habilidades y talento hacia tareas que aportan un valor más agregado, consignó.

Al inaugurar el 11º Foro Internacional para América Latina y el Caribe que organiza el BID junto con la OCDE, en Paris, Francia, el funcionario explicó que la difusión de teléfonos inteligentes en la región, ha favorecido a un mayor acceso a servicios financieros para la población que de otro modo, se encontraba marginada para poder abrir una cuenta bancaria.

Destacó entonces que la inteligencia artificial es un híbrido único de capital y trabajo que crea una fuerza productiva completamente novedosa.

En el Foro que cierra la Semana de la OCDE, el Presidente del BID admitió que hasta ahora, el avance de la tecnología digital, ha incrementado la brecha de ingreso y desigualdad en América Latina.

“Ya perdimos una vez el tren de la Revolución Industrial. No podemos perder este tren de la Revolución Tecnológica”, aseveró.

Mientras el conjunto de la OCDE dirige en promedio 2.4 puntos del PIB al desarrollo e innovación, en Latinoamérica apenas se gasta 0.7 puntos del Producto.

Y un buen punto de arranque para que la región modifique esta situación, sería buscar sinergias con las universidades para que sean verdaderas plataformas de transferencia tecnológica.

Comercio y tecnología

El Presidente del BID explicó que que una vez incorporadas las nuevas tecnologías a la matriz productiva y a la canasta exportadora, se podrán profundizar las cadenas de valor.

Esto porque se podrán analizar enormes flujos de datos de intercambio comercial, de posiciones arancelarias, de normas técnicas y sanitaria, evaluaciones de reglas de origen y estimaciones de factibilidad.

El BID ha sido uno de los organismos más activos en la investigación del tema de digitalización y tecnología. A fines del año pasado, presentaron un documento de trabajo titulado Algoritmolandia, inteligencia artificial para una integración predictiva e inclusiva en América Latina, donde detallan que la infraestructura que incorpora la inteligencia artificial puede ayudar a la región a cerrar sus brechas de conectividad física.

La inteligencia artificial puede asignar en tiempo real el espacio portuario a contenedores para optimizar el manejo de inventarios mediante sensores e internet de las cosas, destacan en el ciado documento. En energía, puede ahorrarse hasta el 10% del consumo con la aplicación de grillas que adaptan demanda y oferta energética de forma automática.

Y finalmente señalan que la IA puede ampliar las brechas de inequidad, al tomar en cuenta el nivel educativo, la estructura productiva y la proporción de robots por obrero. Eso, si los gobiernos de la región, no desarrollan estrategias para aprovecharla.

[email protected]