Diseño, innovación e investigación tecnológica. Así describe Jesús Palomino la vocación del equipo que dirige en el Centro de Diseño de Guadalajara de Intel (GDC, por su sigla en inglés), que en este 2012 escribirá un nuevo capítulo en su historia que data de más de una década.

Este centro, que ha participado con gran peso en proyectos como la creación de las soluciones Intel Learning Series incluyendo la Classmate PC destinada al sector educativo verá a finales de este año la ampliación de sus instalaciones con un nuevo campus para el que la firma, con matriz en Santa Clara, California, comprometió 177 millones de dólares en el periodo 2010-2012.

Esperamos este año crecer al menos en 50 personas, atraer nuevos proyectos, inversión y crecimiento hacia el 2013 , dice Palomino a El Economista.

El GDC de Intel cuenta con 750 personas desde las 30 con que inició hace más de diez años y se especializa en cuatro áreas estratégicas: diseño de la tecnología del futuro, investigación, desarrollo de productos para mercados emergentes y Tecnologías de la Información.

Para dar una idea del nivel de preparación de su equipo, el director del GDC ofrece algunas cifras de las personas que integran su fuerza laboral:

  • 40% posee al menos un título de posgrado
  • 53% tiene una licenciatura
  • 7% cuenta con estudios técnicos

Es precisamente el diseño y valor agregado, más que la manufactura de componentes electrónicos, la vocación que Guadalajara ha ido desarrollando con gran impulso en el área tecnológica a lo largo de una década, y que se reafirmó al ser designada como el destino de la primera Ciudad Creativa Digital en México.

Y para Intel, las inversiones en investigación y desarrollo a nivel global representan aproximadamente el 15% de sus ingresos, pues en el 2011 destinó 8,350 millones de dólares en este rubro cuando sus ingresos sumaron 53,999 millones de dólares.

En el 2010, los recursos destinados a este concepto sumaron 6,576 millones de dólares, frente a los 43,623 millones de dólares facturados.

La historia de Intel en el occidente del país dio inicio en octubre del 2000, cuando el GDC comenzó sus operaciones con sólo 30 personas dedicadas al desarrollo de framers y mappers componentes de microcircuitos para el procesamiento de datos de la red que eventualmente evolucionó al diseño electrónico, la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Es una organización y una operación que está basada en el conocimiento. Aquí no manufacturamos, no ensamblamos, sino en cómo usamos el conocimiento para resolver problemas y ayudar a Intel a llevar los productos líderes al mercado , afirma Palomino.

Intel, que tiene cerca del 80% del mercado mundial de microprocesadores, según Mercury Research, es una de las 700 empresas instaladas en el clúster tecnológico de Jalisco.

¿QUÉ SE DESARROLLA EN EL GDC?

Quien haya tenido en sus manos alguna computadora con un procesador Intel Core i3, i5 o i7, seguramente habrá utilizado tecnología que involucró algo del talento mexicano del GDC, ya sea en alguna etapa del diseño, en pruebas o en la creación de distintas plataformas de cómputo.

El equipo de Guadalajara ha participado en el desarrollo de tecnología que verá la luz al mercado de uno a tres años después y prácticamente en toda la línea de productos tipo servidor, que en el 2011 facturó 2,500 millones de dólares en todo el mundo.

El GDC también cuenta con un Laboratorio de investigación que se encarga de hacer investigación y desarrollo en tecnologías que pudieran llegar al mercado en los próximos cinco a diez años.

Una de las investigaciones que actualmente está en curso está relacionada con la acústica en los equipos informáticos.

Las computadoras de alguna manera generan un sonido por el ventilador o por el mismo movimiento de energía. Hay una investigación que desarrolló ciertos algoritmos y estamos intentando que en el futuro, puedan generar menos ruido , compartió Jesús Palomino.

Existe un área de desarrollo de productos para mercados emergentes donde se definen posibles plataformas de cómputo que pudieran ser valiosas en mercados emergentes.

Un ejemplo es la iniciativa Intel Learning Series, en la que se trabajó en conjunto con personal de con Brasil, India, China y Estados Unidos, y de la que se desprendió la Classmate PC, que busca enriquecer la interacción de los niños con los sistemas informáticos y dotarles de valor educativo.

También el GDC está integrado por un área enfocada a las Tecnologías de la Información, que desarrolla infraestructura al servicio interno de Intel, a fin de mejorar la eficiencia en la comunicación y el desempeño de la empresa, así como para la generación de conocimiento para terceros.

¿Qué hace especial al GDC?

En Estados Unidos, Malasia, India Israel y Rusia existen centros de diseño similares al que se encuentra en Jalisco. Pero la eficiencia, la cercanía con el país vecino del norte y el compromiso de su personal hacen especial al GDC, presume Palomino.

Hemos recibido varios premios internos, como el Intel Quality Awards, por la calidad de las plataformas de cómputo que diseñamos (…) Es un grupo que se compromete a entregar algo y lo hacemos a tiempo. No hay atrasos, trabajamos de manera inteligente y fuerte también en lograr que se cumplan los objetivos que nos hemos planeado , asegura Palomino.

[email protected]