Las Vegas.- El uso de la inteligencia artificial no es un monopolio del mundo de las computadoras. Para la tecnológica estadounidense IBM, la implementación de esta tecnología tiene un gran potencial en los negocios. Donna Dillenberger, miembro del Centro de Investigación de Watson, considera que las industrias alimenticia y de manufactura son áreas de oportunidad para la implementación de sistemas de inteligencia artificial.

Con estos sistema de cómputo los productores agrícolas podrían tener la capacidad de detectar enfermedades. “La inteligencia artificial puede ser utilizada para identificar secuencias en la cadena del ADN y así utilizar la data para detectar enfermedades”, dijo Dillenberger durante un panel en el CES 2018, la feria de tecnología de consumo más grande del planeta, que se celebra cada año en Las Vegas, Nevada. Con estas aplicaciones, los proveedores de alimentos podrían saber si su más reciente cargamento cumple con sus requerimientos sanitarios y evitar la propagación de virus. 

IBM también considera que el uso de scanners impulsados por la inteligencia artificial podrían también ayudar a mejorar los controles de calidad en diversos campos desde la industria petrolera hasta la vinícola, incluso tendría la capacidad para detectar toxinas en el agua.

Dillenberger consideró también que este tipo de sistemas podrían ayudar a detectar enfermedades en las personas, al obtener mediciones precisas y en tiempo real, que también ayuden a una mejor toma de decisiones. Incluso, aseguró la ejecutiva de IBM, uno podría utilizar esta tecnología para conocer los componentes que hay en un vino o poder medir el nivel de pureza del aceite de oliva. 

La llegada de la inteligencia artificial en todas las industrias se está dando con mayor frecuencia e IBM considera que este poder de cómputo en unos años también correrá bajo los nuevos sistemas de cómputo cuántico que permitirá el análisis de cantidades enormes de datos, que nos ayudarán a obtener mejores resultados en menor tiempo. 

Para la tecnológica estadounidense parte de su misión es ayudar a que la gente le pierda el miedo al concepto del análisis de datos y hacer que las industrias comiencen y aceleren sus procesos de adopción de estas nuevas tecnologías. Para IBM el big data no muerde sino que es una herramienta que ayudará a transformar las industrias del día de hoy. 

antonio.becerril@eleconomista.mx