Las Vegas.- La presencia de compañías mexicanas en la feria de tecnología más grande del planeta, el CES de Las Vegas, Nevada, sigue siendo relativamente pequeña, pero con mucha constancia.

Este 2016, las cuatro firmas que desfilaron por los pasillos de CES mostraron sus propuestas en equipos de cómputo, realidad virtual, bandas inteligentes y accesorios de audio, demostrando que la tecnología Made in México tiene la capacidad de competir con las grandes marcas y entregar productos de alta calidad en el mercado.

La compañía ImmersiON-VRelia, que en el 2015 ganó un premio al mejor dispositivo de realidad virtual, regresó por segundo año para mostrar su visor de realidad virtual, sólo unos días después de que el Oculus Rift fuese anunciado al mercado despertando intensas críticas sobre su elevado precio.

El 6 de enero se abrió el periodo para reservar el Oculus Rift, el dispositivo de realidad desarrollado por el estadounidense Palmer Luckey y cuya compañía fue adquirida por Facebook en el 2014. El precio inicial de las gafas, diseñadas para trabajar con un PC, se inicia en los 550 dólares (alrededor de 10,000 pesos mexicanos).

NOTICIA: Mejora de servicios, la apuesta de firmas tecnológicas en 2016

El dispositivo mexicano, en cambio, tiene un precio de venta de 139 dólares (poco más de 2,000 pesos mexicanos) y puede utilizarse con teléfonos móviles.

La jalisciense Meebox llegó por sexto año con sus propuestas de equipos gama alta en cómputo portátil, de escritorio y móviles, con diseño 100% mexicano, que busca competir con los fabricantes de equipos para videojugadores y los fabricantes de móviles.

La regiomontana Gowin, que participa por segundo año consecutivo, regresó con miras a conquistar nuevos horizontes y la firma capitalina Coatl debutó con un dispositivo inteligente que quiere aprovechar el creciente interés por el Internet de las Cosas.

Aunque los analistas de la Asociación de Tecnología de Consumo han reconocido el crecimiento de la economía mexicana de forma positiva, el precio del dólar ha repercutido en las industrias y las economías de América Latina.

NOTICIA: Presentan computadora que cabe en la palma de la mano

La presencia de estas compañías mexicanas en el CES, que cada año reúne a lo más granado de la industria de la electrónica de consumo, se ha conseguido con sus propios esfuerzos. Algunos fueron apoyados por familiares y amigos para poder costear la transportación y los gastos de hospedaje en Las Vegas.

El apoyo de organismos como ProMéxico no se vio presente. México no cuenta con un área dedicada para que las compañías nacionales puedan mostrar sus innovaciones en el mayor escaparate mundial de tecnología. Félix Javier Pérez, miembro de la aceleradora de startups Angel Inventum, aseguró que ellos recibieron más apoyo de la Cámara de Comercio de Estados Unidos que de las propias autoridades mexicanas.

Para Carlos Koch, director general de Meebox, a México le falta el ecosistema que le permitiría ensamblar y fabricar al 100% sus productos tecnológicos, como lo hace la industria automotriz. En su opinión, hay mucho talento mexicano que necesita salir al mundo a darse a conocer y aún falta que reciban ese impulso necesario.

La tapatía Meebox y la multinacional ImmersiON-VRelia son dos compañías que han establecido fuertes vínculos entre sí, con alianzas estratégicas y mucha camaradería. Estas dos firmas son dos veteranas en la feria de tecnología más importante del mundo, a la que cada año regresan para llevar innovaciones y productos para el mercado internacional.

NOTICIA: Intel busca ofrecer experiencias de vanguardia con la tecnología

[email protected]

mfh