Cada vez que una información no se encuentra disponible tiene un costo para la empresa; por fallos en los sistemas tecnológicos, ataques cibernéticos o por resultados de desastres naturales, por cualquiera que sea el motivo, significa una pérdida de dinero para las compañías.

Y los defectos en los sistemas de misión crítica también repercuten en el prestigio de las empresas ante sus clientes, proveedores y en sus mismos empleados que se miran desmoralizados, además que los fallos en la disponibilidad de soluciones de TI implica que las compañías se vean obligadas a desviar recursos de otros proyectos para apuntalar mejor aquellos que han fallado.

Veeam Software, una firma de investigación y desarrollo dedicada a la protección de los sistemas de misión crítica de las empresas, reveló que a las compañías mexicanas con más de 1,000 empleados les cuesta alrededor de 23.1 millones de dólares anuales responder y al valor de su imagen aquellos fallos que repentinamente puedan enfrentar sus sistemas de TI.

La media internacional es de 21.8 millones de dólares, estimó Veeam Software.

El impacto económico es tan significativo, que cada vez la conducta de la empresa mexicana se dirige hacia el robustecimiento de sus sistemas con tecnología que las proteja en todo momento y mantenga la disponibilidad de la información para su manipulación operativa de cada día.

La investigación de Veeam arrojó que en México el promedio de inactividad por año de los sistemas de las empresas, como resultado de cualquier fenómeno, llega a ser de hasta 157 minutos, que traducido en dinero significa un fuerte impacto financiero para los empresarios en momentos de coyuntura económica.

Veeam, a través de un encuestador especializado en nuevas tecnologías, entrevistó a cerca de 1,060 directores y jefes de áreas de TI de las empresas y éstos consideraron que un 77% de las empresas ve golpeada su imagen por fallos en la disponibilidad y que un 47% piensa que los propios empleados perciben que la compañía no puede responder a situaciones de contingencia.

Estos son datos que obligan a las marcas a redefinir estrategias en protección y desempeños de sus sistemas de disponibilidad, también porque en México las compañías están más tiempo en inactividad cuando los fallos. Los llamados 157 minutos del terror , comentó Jonathan Bourhis, gerente general de Veeam México.

157 minutos… Son dos horas y 37 minutos. Es bastante. Ese término de horas no debe gustarnos. Tenemos que hablar en minutos, debemos hablar en segundos. 157 minutos, eso está muy por arriba del promedio global. Son fallas por miles de razones, son fallos a lo largo de un año. Fallos que van desde el mantenimiento, virus o se cayó el hardware, pero el impacto ya está ahí y hay que resolverlo para no perder más .

En el mundo el 96% de las empresas cuentan ya con iniciativas de transformación digital dentro de sus planes y más de la mitad de esas iniciativas se encuentran en proceso, dijo el directivo.

Ello, porque el 69% de las empresas globales estiman que la disponibilidad es un requisito para la transformación digital.