Un importante funcionario del FBI afirmó el martes que la agencia no ha confirmado aún la extendida sospecha de que Corea del Norte está detrás del ciberataque sin precedentes contra el estudio de Sony en Hollywood.

"Hasta este punto no ha sido atribuido aún a Corea del Norte", dijo Joe Demarest, director asistente de la división cibernética del FBI, en una conferencia de ciberseguridad patrocinada por Bloomberg Government.

El comentario presentó al menos alguna duda ante la extendida creencia de que Corea del Norte ha sido señalada ya como la culpable del masivo ataque contra el estudio, abriendo espacio para nuevas teorías.

Investigadores en ciberseguridad que analizaron el software malicioso usado en el ataque dijeron que los indicadores técnicos sugieren que hackers norcoreanos lanzaron el ataque.

Personas próximas a otras investigaciones llevadas a cabo por Sony y el Gobierno dijeron a Reuters que Corea del Norte es uno de los principales sospechosos, aunque un diplomático de ese país negó la implicación.

Demarest afirmó también que hasta la fecha no ha sido confirmada la implicación gubernamental, aunque no dio más detalles.

El portavoz del FBI, Joshua Campbell, dijo que la agencia sigue buscando a los piratas informáticos, si bien no tenía información adicional.

Los breves comentarios de Demarest fueron las primeras declaraciones públicas de un importante cargo del FBI sobre su investigación del ataque sin precedentes en Estados Unidos.

Los hackers robaron gran cantidad de datos y usaron software para borrar datos de los computadores, cerrando gran parte de esta división de Sony Corp durante más de una semana.

Representantes del FBI planean reunirse con empleados de Sony el miércoles para entrenarles en prácticas de ciberseguridad, dijo Campbell.

"Como parte de nuestro compromiso de ayudar a la industria privada a protegerse contra la amenaza de malvados cibercriminales, el FBI realiza rutinariamente charlas sobre alerta de ciberseguridad", afirmó.

El día anterior, un grupo que asegura ser el responsable del ciberataque contra Sony Pictures Entertainment exigió a la compañía que cancele el estreno de "The Interview" ("La entrevista"), una comedia que narra un plan para asesinar al líder de Corea el Norte.

Una carta publicada en una página web donde se comparten archivos pidió el lunes a Sony que "¡Cancele inmediatamente la exhibición de la película sobre terrorismo que puede romper la paz regional y provocar la Guerra!".

Estaba firmada por GOP, el alias en inglés del grupo "Guardianes de la Paz", que se atribuye el ciberataque contra Sony que comenzó el 24 de noviembre.

Pyongyang denunció la película como un "evidente patrocinio del terrorismo, así como un acto de guerra" en una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

abr