Sao Paulo. - En menos de un lustro será el 2021. No es una fecha definida a exprofeso como plazo fatal para que los latinoamericanos tengan su plan para sacar provecho social y beneficio comercial del Internet de las cosas (IoT). Pero sí está claro que para ese año habrá cerca de 28,000 millones de dispositivos conectados, deseosos, por ejemplo, de hallar un software y espectro para su correcta gestión, y sin embargo, la región corre el riesgo de que otros países o aplicaciones como WhatsApp o Snapchat otra vez le roben el negocio de valor , coincidieron especialistas del sector de telecomunicaciones y TI.

La industria definió de esta manera desde el foro Futurecom 2016 que América Latina no está haciendo de más por ganarse un espacio entre aquellos que desde ahora ya advierten potenciales beneficios sociales y económicos con explotar el IoT.

NOTICIA: IoT se integra a la vida cotidiana

Para destacar en cuanto a IoT, primero, la empresa y gobierno de cada país deben tener cierto que la estandarización de planes, tácticas y mercados objetivo será la base para hacer negocios con esa nueva tecnología, esto como punto general para los países de la región. Pero que cada nación reconozca en su particular su realidad e identifique posibles nichos de negocio o de asistencia con el Internet de las cosas es lo que propiciará que en Latinoamérica fructifiquen nuevos proyectos de ese tipo.

Es importante identificar qué tenemos, qué pensamos y qué podemos ofrecer. Es importante pensar con cuánta disposición contamos y después conocer por lo que tenemos que ir, que parece temeroso, pero que puede resultar asombroso , platicó Silmar Freire Palmeira, representante de la operadora TIM en Futurecom, la feria de nuevas tecnologías y de telecomunicaciones más importante de la región.

Las advertencias de Silmar Freire suscriben los números del Mobility Report de Ericsson, de agosto pasado, en que el fabricante de equipos de telecomunicación prevé que al 2021 haya en el mundo 28,000 millones de equipos conectados y que 16,000 millones de ellos sean cosas que se comuniquen entre sí es lo que resulta asombroso a la industria.

NOTICIA: El futuro del IoT es el cómputo cognitivo

Las redes de telecomunicaciones no sólo darán a conocerse por el IoT gracias a un mayor número de refrigeradores, lavadoras o coches conectados uno con otro y con el súper o el usuario, sino porque Ericsson ve que la demanda de contenidos progresará su avance hasta ese año a doble digito.

El tráfico del video móvil despuntará a tasa anual del 55% hasta el año 2021, cuando ese rubro represente dos tercios del tráfico total de contenidos. Si sólo se cuenta el crecimiento del IoT, para el 2021 será del 23 por ciento.

Para definir qué queremos con Internet de las cosas, hay que apagar también ese misterio: quién va a pagar y qué es lo que va a pagar , comentó Silmar Freire Palmeira, representante de la operadora TIM. Hay que reconocer que es un nuevo modelo de negocio y que los retos están en la estandarización. Sí, el gobierno también tiene que participar de estos temas. Hay operadores que ya se están preparando y el IoT puede generar casos muy espléndidos , secundó Roberto Murakami, de NEC.

El IoT se puede monetizar, dijo Silmar Freire, tanto como que una operadora de telecomunicaciones ya ofrece un servicio. No dijo el nombre, pero se refería a AT&T, que desde hace unos días ya ofrece un plan de servicio que permite a sus clientes de empresa conectar hasta 1,000 dispositivos. El plan básico de AT&T con el Internet de las cosas cuesta al mes 25 dólares, el que le sigue vale 60 y el último cuesta 100 dólares.

NOTICIA: Amdocs quiere quitarle el estrés a las redes telecom

Los operadores del futuro serán aquellos que sepan ponerse en medio del ecosistema, que ofrezcan servicios rompiendo esquemas. Hay oportunidades de negocio en el futuro… La clave será entonces dónde está el mercado y cuál es la oportunidad de atacarlo. Más valor se da con inversiones y una mayor velocidad de Internet marcará la diferencia para el IoT. Lo importante es que cada operador cree valor en la cadena , añadió Silmar Freire.

(Con IoT), necesitamos rehacer el pensamiento brasileño para que podamos acompañar el ritmo del mundo, del cual nosotros estamos cada vez más atrás y tenemos que volver a empezar , reflexionó Eduardo Levy, coordinador de SindiTelebrasil en esta conferencia sobre Internet de las cosas, una expresión que también habría sido apropiada para el calificar el estado general de este país.

erp