Si es de los que les gusta subir a Internet todo tipo de contenidos, y en especial a YouTube, esto sin duda le interesa: YouTube México da detalles de cómo se puede aprovechar al máximo la Escuela de Copyright (o de Derechos de Autor) que ya está disponible para todos sus usuarios desde hace un par de semanas.

Hemos venido trabajando el tema de protección a los Derechos de Autor desde siempre. La Escuela sólo es para reforzar estos esfuerzos , explicó Ricardo Blanco, gerente de comunicación de productos para Google en América Latina.

Según explica, YouTube cuenta con un equipo de Derechos de Autor que se encarga de actuar en consecuencia cuando recibe notificaciones de parte de los usuarios que detecten que un tercero subió contenidos que no son de su autoría.

Asegura también, que pese a que la cantidad de material que se sube a YouTube es inmensa – 35 horas de video por minuto sí logran tener control de los contenidos gracias a algunas herramientas digitales que han desarrollado para ayudar a proteger los derechos de autor.

Todo lo que hacemos va de la mano con los Derechos de Autor. Las controversias al respecto no son un problema generado por la plataforma. Somos una compañía que vamos de acuerdo a la ley , dijo Blanco, en entrevista con El Economista.

¿Cómo pueden aprovechar estas herramientas los usuarios de YouTube y aprender de un buen manejo del Copyright en Internet? Es justo el propósito de esta Escuela.

La Escuela es para educar y apoyar a los usuarios cuando suben sus propios contenidos. Estamos seguros que así podremos promover que se generen más contenidos originales , agregó Blanco.

El ejecutivo aseguró no tener ninguna anécdota que mostrara cómo se vive el tema de los Derechos de Autor en México, a través de Internet. Tampoco compartió, siguiendo las políticas de Google, cifras específicas sobre el uso de YouTube en México.

Sin embargo, según el ranking de Alexa, YouTube es el tercer sitio más visitado en el país; de hecho, México figura entre los 10 primeros países que más utilizan este sitio, generando 3.3% de su tráfico total.

Y de acuerdo con la Asociación Mexicana de Internet, para los mexicanos, subir videos a Internet es una de las actividades más populares y recurrentes.

Más detalles de esta Escuela y de cómo respetar los Derechos de Autor en Internet, se pueden consultar en este link.

CÓMO NOTIFICAR UNA VIOLACIÓN

Para los usuarios recurrentes de YouTube, quizás estos pasos ya le resulten conocidos:

- Si un usuario sube a YouTube un contenido que no es de autoría, recibe una notificación que le avisa que está cayendo en una violación de Derechos de Autor y se le solicita que elimine esa entrada.

- Si un usuario recurre más de tres veces en violación de Derechos de Autor, se cancela su cuenta con YouTube.

- Si aun con esa advertencia, el usuario considera que no está atentando con los Derechos de Autor de nadie (porque él es el autor) puede hacer una contraindicación.

- IMPORTANTE: Una disyuntiva entre dueños de contenidos no es un asunto que deba resolver YouTube, es un asunto que deberán resolver ambas partes, por su cuenta y fuera de Internet (con las leyes correspondientes). YouTube no toma partido.

- IMPORTANTE: Un usuario no es propietario de un contenido que pase en la TV, que presenció en un concierto, teatro o plaza, aunque él mismo lo haya grabado y subido al sitio. Detalles de esto están a detalle en el video adjunto.

Para ayudar a proteger los derechos de autor de sus usuarios, YouTube creó dos herramientas: el Content ID y la Certificación de Contenidos.

CONTENT ID

Permite que grandes casas productoras, que generan mucho contenido, protejan los contenidos que suben a YouTube. Las productoras envían a YouTube un archivo de referencia, demostrando que ese contenido es tuyo. Este sistema está respaldado por un contrato y permite que, cada vez que algún usuario suba a YouTube alguna parte de sus videos, se pueda demostrar, con el archivo de referencia, quién es el dueño.

En caso de que se compruebe que un tercero esté violando sus contenidos, el dueño tiene tres opciones:

  1. Solicitar que se elimine ese contenido de YouTube
  2. Medir lo que pasa con ese contenido que subió un tercero
  3. Monetizar el contenido. Es decir, cada que alguien le dé clic a ese video subido por un tercero (y de tu propiedad) se va a pasar un anuncio. Las ganancias se dividirá entre el que sostiene los derechos de la pieza y YouTube.