Un grupo que dice haber pirateado los servidores de Sony Pictures pidió este lunes que el estudio retire una comedia sobre un plan ficticio de la CIA para matar al líder de Corea del Norte, Kim Jong-Un, informaron varios medios.

Corea del Norte negó este domingo cualquier responsabilidad en el ataque informático masivo contra Sony, aunque lo calificó de "acto legítimo" orquestado por simpatizantes furiosos por la película "The Interview", que debe estrenarse el día de Navidad en Estados Unidos.

En un mensaje citado este lunes por Variety y The Wall Street Journal, el grupo autodenominado GOP -- Guardians of Peace, Guardianes de la Paz -- decía haber mostrado su "clara petición al equipo directivo de Sony".

"Sin embargo, ellos rechazaron aceptar", decía en un inglés no nativo.

"Cumplan con nuestra demanda si quieren escapar de nosotros. Y paren inmediatamente de exhibir la película de terrorismo que puede romper la paz regional y causar la guerra!", dijo, sin referirse explícitamente a "The Interview".

La película, protagonizada por Seth Rogen y James Franco como dos periodistas reclutados por la CIA para asesinar a Kim Jong-Un, enfureció a Pyongyang, que había advertido previamente con una "represalia despiadada" contra lo que denominó como"acto sin sentido de terrorismo".

Una fuente cercana al caso dijo que la autenticidad del último mensaje no estaba clara.

abr