Cuando las plataformas tecnlógicas de transporte como Uber irrumpieron en los sistemas de transportación urbana, enarbolaron el emblema de la economía colaborativa al ofrecer una alternativa de viajes compartidos entre privados. Pero al final, se convirtieron en un servicio más de taxi. La promesa de reducir el volumen de automóviles en las grandes urbes como la ciudad de México y mejorar la movilidad urbana quedó en entredicho.

"Uber lo que en realidad es un servicio de taxi, no importa si es uno oficial o con el logo de Uber, pero llamas para que alguien te recoja, que no está manejando, y necesitas pagar el costo completo de su tiempo, de su auto, de todo", considera Samuel Keret, vicepresidente de Desarrollo de Negocio de Waze.

La firma reconoce que uno de los problemas para mejorar la movilidad de las ciudades es el creciente número de vehículos que circulan en las calles. El año pasado, la compañía inició las pruebas de una plataforma de viajes compartidos (Carpool) en la zona de la Bahía de San Francisco, en California, así como en Tel Aviv, Israel.

NOTICIA: Waze quiere mejorar movilidad en la ciudad de México

En entrevista con El Economista, Keret adelantó que en este 2017 arrancará pilotos en otros países incluyendo Brasil y México.

"De acuerdo con los resultados que hemos obtenido en Tel Aviv y el Área de la Bahía, vamos a adaptarlo al mercado mexicano y va a estar disponible para el público en la segunda mitad del año", confirmó el director de Waze en México, Luis Arturo Ita.

Pero el directivo de la aplicación móvil de tráfico y navegación en tiempo real con 17 millones de usuarios, adquirida por Google en el 2013 por 966 millones de dólares, aseguró que su intención no es competir directamente con firmas como Uber o Cabify ya que no buscan habilitar un sistema de taxis on demand. La idea es crear una red social de conductores y viajeros.

"Carpool es para cuando manejas un auto y tienes cuatro asientos vacíos. Si piensas, no tiene sentido. Si realizas viajes compartidos con la misma ruta regularmente, dejas a los pasajeros donde lo necesitan, te toma 30 segundos, te pagan por la gasolina y es todo", explicó Keret.

NOTICIA: Waze quiere mejorar servicio de empresas de transporte

"Necesitamos tener buena oferta y demanda, asegurando que lo hacemos con las conexiones correctas, tenemos que asegurarnos que el costo por kilómetro haga sentido y que haya un cambio en la mentalidad de la gente", agregó

Quienes se sumen a la plataforma, insistió, no será para ganar dinero sino para crear una comunidad y un cambio de mentalidad que permita disminuir efectivamente los problemas de movilidad rumbo a la construcción de las ciudades del futuro.

La revolución del transporte

Pero este es el comienzo. Más allá del Carpooling, Waze visualiza que la mezcla de la información colectiva analizada a través del aprendizaje de máquinas, pueda crear sistemas de movilidad completamente automatizados con vehículos sin conductor e incluso sin la necesidad de infraestructuras como los semáforos. Todo será a través de algoritmos que predigan comportamientos y dirijan el tráfico urbano.

Keret aseguró que ya están pavimentando este camino. Y es que de pasar de una etapa de alimentación de información y diseño de mapas en tiempo real pueden actualizar los mapas en menos de un día, gracias a las fuentes de información colectivas ahora buscarán formas para influir en las tendencias del tráfico urbano y no sólo sugerir las rutas más rápidas para llegar a un destino.

"Con la inteligencia del aprendizaje de máquinas, esto está pasando y lo siguiente que pasará es que podamos tener la oportunidad de quizás cambiar un poco las direcciones y generar un impacto en el tráfico. Está en desarrollo, tenemos un modelo en Israel pero estamos llegando al punto en que podamos influir en el tráfico", explicó el directivo.

NOTICIA: Gobierno y Waze informará ruta papal en tiempo real

Aún así el camino está en construcción, con dilemas de por medio pues al influir sobre comportamientos del tráfico, la información sobre las rutas será variable.

"La idea es mover tanta gente como sea posible del punto A al B de la forma más rápida posible", dijo. El directivo no descarta que en un futuro realicen alianzas con firmas desarrolladoras de vehículos autónomos para lograrlo.

Con esta evolución, la compañía fundada por Uri Levine, Ehud Shabtal y Amir Shinar buscará incursionar en la revolución del transporte que, a decir de Keret, es una de las que están transformando el mundo a la par de la revolución en las comunicaciones y en el sector del cuidado para la salud.

[email protected]

abr