Apple solicitó el martes a un tribunal federal de Estados Unidos que ordene al fabricante de Fortnite, Epic Games, pagar por daños en una disputa legal sobre las reglas del mercado online del fabricante del iPhone.

El gigante tecnológico estadounidense solicitó "daños compensatorios y punitivos" por un monto no especificado por incumplimiento de contrato en su respuesta a la demanda de Epic el mes pasado, que acusaba a Apple de abuso de posición dominante al exigir a los desarrolladores de aplicaciones que paguen una comisión del 30% por los pagos a través de su App Store.

"Aunque Epic se presente a sí mismo como un Robin Hood corporativo moderno, en realidad es una empresa multimillonaria que simplemente no quiere pagar nada por el tremendo valor que obtiene de la App Store", dijo Apple en su petición, presentada en un tribunal federal de California.

Apple argumentó que a Epic "le gustaría aprovechar los beneficios de la App Store sin pagar nada por ellos".

Además, afirmó que Epic ha aprovechado el ecosistema iOS con unas 130 millones de descargas de sus juegos en 174 países, lo que se tradujo para Epic en más de 500 millones de dólares, antes de quejarse y buscar un "tratamiento especial".

Epic ha estado tratando de convencer a la corte de California de que restablezca el popular juego Fortnite en la App Store de Apple en espera de procedimientos legales, argumentando que hacerlo es de "interés público".

Las dos empresas están dirimiendo si el estricto control de Apple sobre la App Store y su recorte del 30% de los ingresos de las App que se ofrecen allí suponen un comportamiento monopólico.

Apple retiró Fortnite de su mercado de aplicaciones móviles en línea el 13 de agosto después de que Epic lanzara una actualización que se salta compartir los ingresos con el fabricante del iPhone.

El mes pasado, un tribunal de Estados Unidos rechazó la oferta de Epic de restablecer Fortnite en la App Store, diciendo que su retiro por parte de Apple fue una "herida autoinfligida".

Debido a la disputa legal, los fanáticos de Fortnite que usan iPhones u otros productos de Apple ya no tienen acceso a las últimas actualizaciones del juego, incluida la nueva temporada lanzada a fines de agosto.

Apple no permite que los usuarios de sus populares dispositivos descarguen aplicaciones desde ningún lugar que no sea su App Store.

La disputa se produce cuando Apple y otros gigantes tecnológicos enfrentan un mayor escrutinio por su dominio en varios sectores económicos, lo que les permite crecer incluso cuando la economía se contrae por el impacto de la pandemia de coronavirus.

En el último documento interpuesto ante la corte, Apple impugnó la descripción que hace Epic de su conducta como una "represalia", diciendo que solo estaba haciendo cumplir las reglas acordadas por ambas firmas.

rrg