Riviera Maya, Qroo. Con una solidez y crecimiento cada vez mayores, las uniones de crédito han pasado de ser adolescentes a adultos , y se encargan de llenar los espacios que la banca tradicional deja. Debemos cubrir esas lagunas en la que la banca se ve lenta y que se ve con intereses trasnacionales que no necesariamente van a ser los nuestros , afirmó el presidente del Consejo Mexicano de Uniones de Crédito (ConUnión), Ernesto Moya.

En el marco del séptimo foro en la materia, añadió que los bancos no están haciendo su chamba , pues a su consideración no atienden bien a sectores como las pequeñas y medianas empresas (pymes) y al agropecuario. Por ello, dice que las uniones de crédito deben llenar esos huecos, ya que, si no, alguien más lo hará.

A decir de Moya, mientras las uniones de crédito han crecido en promedio 13% en los últimos años, y tan sólo de enero a junio del 2012 lo hicieron en 10.3%, la banca sólo lo ha hecho en menos de 3 por ciento. Entonces sí vamos a ritmo de chachachá y la banca está pasando a ritmo de vals el asunto , enfatizó. A ello, la Asociación de Bancos de México (ABM) informó que su crecimiento promedio anual ha sido por arriba de 15%, y que el sector está comprometido con el financiamiento de las pymes.

RETOS DEL SECTOR

Aunque durante el foro se destacó que las uniones están especialmente bien , también se mencionaron los retos que enfrentan, tales como: la aprobación de modificaciones a la ley que las rige y que quedó pendiente en la pasada Legislatura; el que la Secretaría de Hacienda les permita deducir las reservas de cobertura como a los bancos; que se les agilicen los trámites para pasar al nivel dos y con ello poder hacer otras operaciones como arrendamiento y factoraje, y que Nacional Financiera ya no vete apoyos a uniones que, si bien tras la crisis del 95 tuvieron problemas, hoy ya están saneadas.

Al evento asistieron funcionarios de diferentes dependencias relacionadas con el sector, y fue precisamente Rebeca Pizano, de Nafin, quien les anunció que tales vetos ya no se aplicarán a las uniones que estén en orden.

NECESARIA, DEPURACIÓN

Otro tema que salió a relucir en el foro fue la necesidad de que se depure el sector de las uniones que no operan con plena regularidad y que sólo dañan la imagen de la figura. Hoy día, hay 124 registradas, pero muchas no cumplen con los requerimientos de la autoridad o incluso ya no operan.

A decir de Jorge Fabela, director general de supervisión de uniones de crédito de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), después de agosto del 2013, la cifra podría reducirse a 87, ya que 47 no cumplen con los requerimientos mínimos de capital contable, que es de 2 millones de Udis (cerca de 10 millones de pesos), aunque de éstas, 10 podrían salvarse. Sin embargo, precisó que esto no afectaría al sector, toda vez que la mayoría son pequeñas y representan menos de 3% de los activos totales del sector.

En ConUnión todos estamos bien y no debería de contaminarnos cuando 97% de los activos del sector está manejado por uniones fuertes, sólidas y sanas , concluyó.