La fintech de origen argentino Ualá ha superado las metas planteadas cuando llegó a México, en septiembre pasado. A más de tres meses de su operación en el país, ha rebasado las 30,000 cuentas que se estableció como meta al cierre del 2020 y ahora apunta a atender a la población no bancarizada, incluso a aquella que se encuentra en los puntos de más difícil acceso en el país.

En entrevista, Ricardo Olmos, gerente general de Ualá México, habló sobre las perspectivas que tiene esta fintech en el país, la cual funciona mediante una aplicación y una tarjeta de débito de la marca MasterCard, que se puede recargar en más de 14,000 puntos de acceso y así poder manejar el dinero de manera digital como realizar transferencias o el pago de más de 60 tipos de servicios.

“Desde que comenzamos, nos planteamos cerrar el 2020 con 30,000 cuentas, la verdad es que superamos el objetivo, fue mucho más de lo que se estableció en un inicio… Nos hemos dado cuenta de que tener un producto bastante funcional y completo es la gran diferencia para tu cliente”, detalló Olmos.

De acuerdo con el directivo de Ualá, una característica que ha servido para poder tener ese crecimiento es que, si bien al inicio se cobra una comisión por depósito en cualquiera de los más de14,000 puntos de acceso con los que tiene convenio la fintech, dicho monto se devuelve al usuario una vez que se le entrega su tarjeta.

“Pudimos validar qué tan importante era para los usuarios contar con un producto sin ningún tipo de costo y único en su tipo en México... Quitamos las principales barreras de entrada para que puedan hacer depósitos en efectivo”, añadió.

Perspectivas

En sus más de tres meses de operación, el diagnóstico de Ualá es que puede expandirse aún más en el mercado mexicano, si se toma en cuenta que más de 65 millones de personas, de la Población Económicamente Activa, está fuera del sistema financiero, o en su caso no tienen la solución adecuada para el manejo de sus finanzas.

“Más de la mitad de la población no tiene una cuenta bancaria y tenemos la paradoja que 75% de los mexicanos cuenta con un teléfono celular y nueve de cada 10 de esos usuarios disponen de un smartphone con conexión a Internet. Esa es la paradoja que estamos enfocados a resolver y que todos esos usuarios puedan tener Ualá y ese es el objetivo”, apuntó Olmos.

En este contexto, indicó que en su plan de expansión también se encuentran las comunidades más alejadas del país.

Pasos de inclusión de Ualá:

  • Descargar aplicación.
  • Completar registro.
  • Envío recepción de tarjeta de débito.
  • Activación de tarjeta y recarga de saldo.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx