En el primer semestre del año, alrededor de 201,108 trabajadores realizaron aportaciones voluntarias a su administradora de fondos para el retiro (afore), lo que significó un aumento de 50%, respecto a los que realizaron ahorro voluntario en los primeros seis meses del 2019 un total de 134,447 trabajadores.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), el promedio mensual de las aportaciones, de las 10 afores, fue de 381,933 pesos, un aumento anual de 49 por ciento.

“El hecho de que haya tanta incertidumbre por la crisis que está generando la pandemia del Covid-19 provoca que las personas que tienen recursos adicionales busquen obtener por un lado rendimientos y por otro lado certeza. Es un resguardo de seguridad, ante la incertidumbre laboral”, dijo Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey.

La Consar, a cargo de Abraham Vela indicó que, entre el ahorro voluntario y solidario, las 10 afores que conforman el mercado registraron un crecimiento anual de 26.6%, en términos reales. a un total de 105,128.2 millones de pesos, el monto más alto que se haya registrado para un periodo similar desde 1999.

De este monto acumulado en el ahorro voluntario, 92% lo concentraron las afores XXI Banorte, PensionISSSTE, Sura, Profuturo y Citibanamex con un total de 96,788 millones de pesos. En tanto, 8% lo registran Azteca, Coppel, Inbursa, Invercap y Principal con un total de 8,340 millones de pesos.

Armenta comentó que el ahorro que registran las afores refleja la brecha entre quienes pueden ser solventes en una crisis como y los que se han quedado sin empleo o sin un ingreso. “Son estos dos extremos en los que está compuesta nuestra sociedad”.

Esquemas de enrolamiento

En la reforma en pensiones que presentó el gobierno, el sector empresarial busca incluir ocho aspectos entre los que destaca un esquema de enrolamiento automático de ahorro voluntario. Dicho esquema se basa en que la empresa inscriba al trabajador en un plan de ahorro voluntario y se le pueda descontar 2% de su salario, con la libertad de que pueda salirse de este plan.

“Si no se tiene trabas, la propuesta me parece positiva, pues el trabajador debe tener la libertad de decidir si quiere ahorrar o no y si puede disponer de su dinero”, expuso la economista del Tecnológico de Monterrey.

Con respecto a si el ahorro voluntario debería tener mayores incentivos fiscales, el actuario Jorge López Pérez, representante de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) ante la Consar, recordó que actualmente los trabajadores que hacen ahorro voluntario pueden deducir hasta 180,000 pesos.

“Si los trabajadores ya están contribuyendo con las aportaciones voluntarias y tiene estas ventajas fiscales, las empresas pueden hacer un match (alinear el ahorro del trabajador con el de la empresa) con el objeto de que se quede más tiempo y acceda a una mejor jubilación”, dijo en un webinar sobre la reforma en pensiones.

En tanto, si las comisiones que cobran las afores en el ahorro voluntario podría reducirse y ubicarse en menos de 1%, Bernardo González, presidente de la Asociación Mexicana de Afores, dijo que se está revisando, pero por temas de competencia “no podemos establecer tiempos ni parámetros específicos”.

[email protected]