Las tasas de interés del mercado fueron el principal factor limitante para que las empresas pidieran o utilizaran nuevos créditos bancarios en el último trimestre del 2016, de acuerdo con el Banco de México (Banxico).

En su reporte sobre la Evolución del Financiamiento a Empresas, el organismo central detalló que en el último cuarto del año pasado, 74.1% de las empresas encuestadas no utilizaron nuevos créditos bancarios.

El principal motivo, según contestó 53% de los encuestados, fueron las tasas de interés del mercado de crédito bancario. A este le siguieron la situación económica en general; las condiciones de acceso; montos exigidos como colateral; la disposición de los bancos a otorgarlos; ventas, rentabilidad y capitalización de las empresas; acceso a apoyo público; y dificultades para el pago del servicio actual de la deuda.

No obstante, para la mayor parte de las empresas consultadas, las condiciones de acceso y costo del mercado de crédito bancario no representan ninguna limitante o son una limitante menor para la operación del negocio.

En el último trimestre del 2016, los proveedores siguieron como la principal fuente de financiamiento de las empresas del país con 76.8% del total contra 74.6% del mismo periodo del 2015. En segundo lugar se ubicó la banca comercial, con 38.5 contra 41.4% previo; y en tercer lugar estuvieron otras empresas del grupo corporativo o la oficina matriz, cuyos niveles se mantuvieron prácticamente sin cambio.

De las empresas que sí utilizaron nuevos créditos bancarios en el cuarto trimestre del 2016 (25.9 contra 25.1% en el mismo periodo del 2015), la mayoría (75.5%) lo canalizó para capital de trabajo; seguido de reestructura de pasivos (11.3%), e inversión (21.8 por ciento).

Las que sí pidieron vieron mejores condiciones en materia de montos y plazos ofrecidos, pero no así en tasas de interés ni comisiones.

El conjunto de empresas que utilizó nuevos créditos bancarios expresó haber enfrentado condiciones más favorables con respecto al trimestre anterior, en términos de los montos ofrecidos. En cuanto a las condiciones para refinanciar créditos, los plazos ofrecidos, los requerimientos de colateral, los tiempos de resolución del crédito, las comisiones y otros gastos, y las tasas de interés, las empresas percibieron condiciones menos favorables con respecto al tercer trimestre del 2016 , comunicó el Banxico.

Las empresas de más 100 empleados fueron las que más recurrieron a los créditos de la banca; mientras que las de menos lo hicieron en una proporción más baja.

De acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM), el crédito a las empresas ha mostrado crecimientos importantes, pero no sólo a los corporativos y grandes firmas, sino a los negocios de todos los tamaños.

El organismo refirió recientemente que, a noviembre del 2016, el crédito bancario total a las empresas había crecido 21% anual. Al interior, el destinado a las micro repuntó 14.5%, a las pequeñas 14.2%, a las pymes 10% y a las grandes 26 por ciento.

Esto ha llevado al presidente del organismo, Luis Robles, a decir que el crédito de la banca a las empresas se ha democratizado. Hoy la banca está apoyando fundamentalmente con la mitad del crédito que se otorga a las empresas, y esto es apoyar a la economía y al desarrollo del país a la generación de empleos .

eduardo.juarez@eleconomista.mx