El anuncio del inicio de juicio por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) a diferentes agentes económicos (incluidos bancos) por presuntas prácticas monopólicas en el mercado de deuda gubernamental, no es el único caso en el que esta autoridad ha puesto el dedo sobre el sistema financiero en los últimos años. Lo ha hecho en otros rubros como administradoras de fondos para el retiro, tarjetas de crédito e incluso en el tema de las fintech.

Mal diagnóstico, al sector bancario

En el 2014, la Cofece dio a conocer un trabajo de investigación sobre el sistema financiero en general, donde destacó, entre otros puntos, la necesidad de una mayor competencia en el sector bancario, pues la falta de ésta genera poca movilidad de los usuarios dentro del sector.

En ese reporte, el organismo público también destacó las altas comisiones que se cobran por retiro de efectivo en los cajeros; el nulo acceso de otros jugadores a los medios de disposición, lo mismo que a los pagos móviles y a sociedades de información crediticia.

Asimismo, encontró dificultades para que los usuarios traspasen sus productos de crédito a otras instituciones; observó poca transparencia y claridad en créditos personales ligados a casas comerciales; así como algunas barreras de entrada a más jugadores.

Destacó, por ejemplo, que la banca múltiple ha desarrollado una red de infraestructura en cajeros automáticos, sucursales y en tecnología, que es de su propiedad, lo que representa un costo difícil de replicar por otros intermediarios, inclusive por los bancos de reciente creación. Además, encontró que hay duplicación en áreas muy pobladas y muy baja cobertura en áreas de menor densidad.

Afores pactaron traspasos

En el 2017 anunció sanciones para ciertas administradores de fondos para el retiro (afores) por pactar convenios para reducir los traspasos de cuentas individuales.

En este caso, determinó que Profuturo GNP, Sura, XXI Banorte y Principal, así como 11 personas físicas, realizaron prácticas monopólicas absolutas en este mercado.

El monto conjunto de las multas impuestas sumaron cerca de 1,100 millones de pesos. En este caso, comentó que los agentes económicos sancionados celebraron acuerdo para reducir los traspasos entre afores y que esta conducta disminuyó la competencia que existía entre éstas para ganarse la preferencia de los trabajadores.

“En un mercado donde las inversiones y las comisiones que cobran las afores están reguladas, los traspasos son una fuente fundamental de competencia. Al convenir limitarlos, disminuyen sus incentivos a ofrecer un mejor servicio y eliminan la posibilidad de que los trabajadores puedan premiar o castigar a su afore según su grado de satisfacción”, detalló.

Esta determinación derivó de un dictamen de probable responsabilidad, tal como el que se les emitió en días pasados a los agentes que supuestamente cometieron prácticas anticompetitivas en el mercado de valores gubernamentales. “El objetivo de esta práctica indebida era reducir el gasto comercial, lo que repercutiría en mayores beneficios para las afores”.

Pidió que no hubiera regulación excesiva en las fintech

También en el 2017, en el marco de la discusión en el Congreso de la ley para regular a las Instituciones de Tecnología Financiera, Ley Fintech, la Cofece emitió una serie de opiniones sobre esta regulación.

Entre otras, pidió a los legisladores evitar una regulación excesiva y con ello no obstaculizar el desarrollo de este sector, ello, en aras de una mayor competencia.

“Si bien (la ley) busca proteger a los consumidores y la estabilidad del sistema financiero, no debe obstaculizar el desarrollo de las fintech”, destacó en aquella ocasión.

En ese documento, la Cofece exhortó a que se estableciera con claridad que los usuarios son dueños de sus datos; por lo tanto, pueden transferirlos a otra institución si es que así lo deciden. De igual forma, sugirió que se obligue a los bancos a ofrecer servicios bancarios a este tipo de instituciones.

Al final, una vez aprobada, reconoció la aprobación de este marco normativo.

Entre las mejoras a la Ley Fintech, derivadas de la opinión emitida por la Cofece, destacan las relacionadas con facilitar a las fintech el acceso a la información de los usuarios, que actualmente está en posesión de las entidades financieras, por ser ellas quienes históricamente han participado en este mercado.

Las cámaras de compensación con barreras a la competencia

En el 2018, la Cofece inició una investigación para determinar la posible existencia de barreras a la competencia, así como de posibles insumos esenciales en el mercado de sistema de pagos, cuyo procesamiento involucre una cámara de compensación para pagos con tarjetas de crédito o de débito.

Precisó que se encontraron elementos que hacen suponer la falta de condiciones de competencia efectiva en dicho mercado, debido a la posible existencia de barreras a la competencia o insumos esenciales (elemento o conjunto de éstos que resultan indispensables para la producción o prestación de bienes y servicios y tienen la característica de ser insustituibles).

“De existir problemas de competencia económica en el mercado investigado, se estaría afectando la bancarización y la inclusión financiera, lo cual resta potencial crecimiento al país”.

Este procedimiento, puntualizó, indaga sobre el conjunto de tarifas, cuotas y protocolos que realizan las cámaras de compensación para procesar pagos con tarjeta para la compra de bienes o servicios.

Se consideran barreras a la competencia a cualquier característica estructural del mercado, así como cualquier hecho o acto de agentes económicos que tenga por objeto o efecto impedir el acceso de competidores.