El sector asegurador mexicano mostró su fortaleza en el primer semestre del año, al crecer mucho más que el Producto Interno Bruto (PIB); sin embargo, el mercado afianzador registró una fuerte caída, de acuerdo con la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF).

En la primera mitad del año, el mercado asegurador emitió un total de 307,099 millones de pesos en primas, lo que significó un incremento de 8.6% respecto a los 272,061 millones de pesos que se registraron en el mismo periodo del año pasado.

Cabe destacar que la cifra es mayor a la presentada en días anteriores por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, de 6.8 por ciento. La CNSF recordó, en su documento, la renovación de la póliza de daños bianual de Petróleos Mexicanos (Pemex) por 501 millones de dólares.

El crecimiento del mercado asegurador contrasta con el que registró el PIB en el primer semestre del año, de tan sólo 0.3 por ciento.

Si bien los seguros presentaron un buen desempeño, el sector afianzador mostró un decrecimiento en las primas emitidas en los primeros seis meses del año, en donde registró 5,034 millones de pesos lo que significó una reducción de 7.4% en comparación con los 5,229 millones de pesos del 2018.

No obstante a la caída en el sector afianzador, estos dos mercados en su conjunto lograron un crecimiento anual de 8.3%, al emitir 312,133 millones de pesos en primas.

Ramo administrativo cae

De acuerdo con el reporte de la comisión, la caída en el sector afianzador se debió al decrecimiento que presentó el ramo administrativo, es decir, aquellas fianzas que buscan garantizar cualquier obligación legal, derivada de contratos, pedidos u órdenes de compra, por ejemplo, en concursos y licitaciones, en obras, sorteos y rifas, concesiones, entre otras.

Este rubro presentó una reducción de 12.9% anual, lo cual pudo ser compensado por los modestos crecimientos de los otros ramos, donde el de crédito creció 18.4%; fidelidad, 3%, y el judicial, 15.5 por ciento.

Al interior, la compañía que registró un mayor impacto negativo fue Aseguradora Aserta, la cual decreció 3.5 puntos porcentuales, mientras que Chubb Fianzas Monterrey, 2.5 puntos y Dorama, 1.4 puntos.

Al cierre del sexto mes del año, en México hubo 10 compañías de fianzas. No obstante, solo cinco afianzadoras concentran 80.5% del mercado: Chubb Fianzas Monterrey, Fianzas Guardiana Inbursa, Sofimex, Aseguradora Aserta y Liberty Fianzas.

Daños y vida dan impulso

En  el caso de los seguros, los ramos de daños y vida fueron los que le dieron impulso al sector para crecer en el periodo.

En la parte de daños —donde se encuentra la póliza de Pemex— se registró un crecimiento anual de 13.5 por ciento.

Por segmentos, la operación de daños que no cuenta la parte de automóviles creció 26.4%, mientras que en la parte de autos el crecimiento fue de 1.8 por ciento.

Por su parte, el ramo de vida registró un crecimiento de 7.2% en el periodo, el cual la CNSF explicó por el buen comportamiento de los seguros de vida individual, con una tasa de 12.6 por ciento; sin embargo, el seguro de vida en grupo decreció 5.3%, mientras que el colectivo no registró ninguna tasa.

En tanto, la operación de pensiones registró un crecimiento de 3.8%, mientras que el seguro de accidentes y enfermedades de 1.8 por ciento.

[email protected]