Menos del 6% de los hogares en México tienen un seguro de protección ante cualquier contingencia, lo que indica que el mercado de los seguros inmobiliarios sigue siendo muy atractivo.

Este mes Santander México mejoró las condiciones de su producto “Hogar protegido Santander” donde establece una reducción de un punto porcentual en el deducible al pasar de 3% a 2%, y unificarlo.

José Eduardo Pérez del Villar, director ejecutivo de Banca Seguros de Santander México dijo que la póliza determina un coaseguro del 0% y una suma asegurada de 400,000 pesos hasta 40 millones de pesos.

“Queremos apoyar a nuestros clientes en el cuidado de su patrimonio en un momento de contingencia, por lo que, ante las actuales condiciones, ha creado Hogar Protegido Santander, que busca dar las mejores condiciones y muestra de ello es la incorporación de nuevas coberturas, la unificación del deducible y por primera vez la eliminación del coaseguro, para que los clientes puedan proteger sus viviendas en caso de terremoto, incendio y riesgos hidrometeorológicos”, agregó el directivo de Santander.

El seguro puede ser adquirido por distintos perfiles, ya sean propietarios, arrendatarios, arrendadores y/o como un complemento hipotecario de un bien inmueble.

Características

El seguro ofrece otras coberturas y asistencias que robustecen su oferta, tales como: variación de voltaje; daños por agua; robo de equipo electrónico; robo de bicicleta; handyman para reparación, instalación, mantenimiento, ampliación y remodelación; asistencias de emergencias en plomería, vidriería (cristales, domos y vitrales), cerrajería, electricidad y gas; pudiendo asegurar únicamente contenidos, su construcción o ambos.

En cuanto a los daños por filtración de agua pondera un máximo de 5,000 pesos. Cubren los daños ocasionados al edificio y/o contenidos por filtraciones de agua accidentales o tuberías rotas.

Asimismo, en caso de robo con violencia y en el hurto de objetos personales pone un tope de 900,000 pesos en 1 o 2 eventos.

“Mientras que por robo de joyería o de obras de arte hay un tope de 500 UMA (equivalente a 43,440 pesos), por robo de bicicleta el máximo es de 200 UMA (equivalente a 17,376 pesos) y por sustracción de equipo electrónico celular, tabletas, laptop o notebook es de 600 UMA (equivalente a 52,128 pesos)”, concluyó José Eduardo Pérez del Villar.