El saldo de los créditos que ha reestructurado la banca a través del aplazamiento de pagos como medida de apoyo ante los efectos económicos de la pandemia de Covid-19, supera los 916,000 millones de pesos, informó el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio.

En videoconferencia en la que se anunció la extensión de facilidades regulatorias en el sector financiero, el funcionario detalló que estos apoyos representan el 16.9% de la cartera total de la banca múltiple y beneficia a más de 7 millones de personas en todo el país.

Precisó que del total, 310,000 millones de pesos están relacionados con créditos hipotecarios, esto es el 33.9%; seguido de los créditos a corporativos con 216,000 millones y representaron el 23.7% del total.

Después estuvieron los créditos a pequeñas y medianas empresas (pymes) con un saldo de 134,000 millones de pesos, 14.7%; las tarjetas de créditos con 94,000 millones y 10.3%; los créditos personales con 64,000 millones de pesos y 7%; los créditos de nómina con 57,000 millones y 6.3%; y los créditos automotrices con 38,000 millones y 4.2%.

En lo referente a la banca de desarrollo y entidades de fomento, Yorio informó que el saldo de lo reestructurado asciende a los 159,000 millones de pesos, en beneficio de 300,000 empresas de sectores específicos como el agro, desarrolladores de vivienda, infraestructura, comercio internacional, estados y municipios y pymes.

Mencionó que estos beneficios se han utilizado con éxito en otras ocasiones en el país, cuando se han registrado contingencias, tal fue el caso de la Influenza en el 2009, los sismos del 2017 y las inundaciones del 2018.

rrg