La pandemia de Covid-19, la posibilidad de sufrir un fraude y el riesgo de incumplir con sus obligaciones financieras son las principales preocupaciones en materia de seguridad de los mexicanos en lo que va del 2020, según la más reciente edición del Índice de Seguridad de Unisys.   

México está entre los países analizados por el informe con un sentimiento de inseguridad superior al promedio. Mientras que países desarrollados como Alemania, Reino Unido y Estados Unidos tienen un índice inferior a 175, que es el promedio internacional; México, Colombia, Chile, India y Filipinas superan los 200 puntos, lo que indica que la población de estos países en desarrollo está muy preocupada por su seguridad.

El Índice de Seguridad de Unisys agrega los resultados de una encuesta hecha, entre el 16 de marzo y el 5 de abril del 2020, a 15,699 personas de entre 18 y 64 años de edad en 15 países: Alemania, Australia, Bélgica, Brasil, Chile, Colombia, Estados Unidos, Filipinas, Francia, India, México, Nueva Zelandia, Países Bajos, Reino Unido y Singapur. 

Unisys es una compañía de Tecnologías de la Información (TI) con más de 140 años de historia. Su oferta incluye servicios de nube e infraestructura, servicios de aplicaciones y servicios de subcontratación de procesos empresariales; así como soluciones especificas de software. Entre sus principales competidores se encuentran grandes compañías tecnológicas, como Dell Technologies, Fujitsu e IBM.

En 2017, los mexicanos alcanzaron su nivel de mayor preocupación respecto a la seguridad desde que se inlcuyó al país en el índice en 2013, con 216 puntos. México siempre ha estado muy por encima del promedio de seguridad de Unisys y en los tres años recientes, incluido 2020, el nivel de preocupación sobre la seguridad se ha estancado en entre 212 y 213 puntos.

Mientras que en el 2019, las preocupaciones sobre la seguridad financiera de los mexicanos rebasaron a la seguridad personal, la pandemia de Covid-19 ha concentrado las inquietudes de los mexicanos sobre todo en la salud de las familias y en la inestabilidad económica del país.

No obstante, el fraude con tarjetas de crédito y el robo de identidad se mantienen también entre las mayores amenazas observadas por la población mexicana durante el 2020, sobre todo a partir del crecimiento que han experimentado las transacciones de comercio electrónico por el aislamiento social provocado por la pandemia.

De acuerdo con Frederico Beling, director general de Unisys en México, tanto la pandemia de Covid-19 como el atentado que sufrió el secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, han modificado de un año para otro de forma considerable la percepción de los mexicanos sobre la seguridad del país.

Subestiman seguridad cibernética

Pese a que la emergencia sanitaria obligó a muchas empresas a permitir que sus empleados trabajen desde sus casas —lo que incrementa los riesgos a la seguridad de la información de estas compañía—, las preocupaciones de los mexicanos respecto a ser víctimas de hackeos o de virus informáticos, así como a verse defraudados en una transacción de comercio electrónico, pasaron a segundo plano.    

"Mientras que las preocupaciones por la seguridad en Internet están disminuyendo, las preocupaciones por la seguridad nacional aumentan durante la pandemia del Covid-19, lo que sugiere que los mexicanos están menos centrados en los crecientes riesgos que conlleva el trabajo a distancia y más centrados en los riesgos personales y de salud inmediatos", refiere el informe de Unisys.

[email protected]