Las autoridades del sistema financiero mexicano anunciaron una extensión de los plazos de las facilidades regulatorias para las instituciones financieras establecidas a raíz de la contingencia de la pandemia de Covid-19, mismas que se han traducido en programas de pago de créditos para las personas.

Este lunes 29 de junio, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Gabriel Yorio González, indicó que esta extensión consiste en ampliar hasta el 31 de julio próximo el plazo para recibir y atender, por parte de las instituciones financieras, solicitudes de reestructura de créditos, pues el periodo inicial que se había establecido venció el pasado 26 de junio.

Asimismo, también las instituciones financieras podrán aplicar las facilidades contables a aquellas operaciones de crédito autorizadas hasta marzo pasado, cuando originalmente sólo cubrían las que se habían realizado hasta febrero de 2020.

La ampliación de plazos previstos usualmente beneficia a un mayor número en el sistema financiero porque les permite diferir los pagos correspondientes a los créditos que tengan las instituciones financieras”, detalló Yorio González.

El funcionario explicó que, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera del 2018, alrededor de 24.6 millones mexicanos contaban con al menos un crédito y, según datos de la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas, 27% de las empresas en el país tiene un financiamiento.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), los programas de facilidades contables anunciados desde marzo pasado para las instituciones financieras se han traducido, al cierre de mayo del 2020, en un saldo de los créditos reestructurados por los bancos de 916,094 millones de pesos, en beneficio de 7 millones de personas y empresas.

Asimismo, por parte de la banca de desarrollo se reestructuraron 159,465 millones de pesos, en beneficio de 300,000 empresas y familia. Las entidades de ahorro y crédito popular reestructuraron 23,450 millones de pesos en beneficio de 500,000 acreditados.

Según la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la extensión del plazo de instrumentación de las reestructuras hasta finales de julio permitirá a las instituciones financieras terminar de analizar, y en su caso aprobar las solicitudes pendientes.

kg