La Asociación de Bancos de México (ABM) aseguró que los retrasos que se han presentado en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) no han afectado a todo el sistema ni a todos sus clientes, sino sólo a algunas instituciones, además de que los recursos de los usuarios no han estado en riesgo.

En su primer posicionamiento, luego de que desde el 27 de abril empezaron las fallas en transferencias electrónicas conectadas al SPEI, la ABM detalló que las causas de estos atrasos se están revisando por todos los participantes, por lo que hasta no disponer de conclusiones documentadas no es posible establecer ni su origen ni sus alcances.

Agregó que los bancos se mantienen en coordinación con las autoridades, a fin de atender la coyuntura, garantizando el cuidado de los recursos de los clientes.
“En virtud de que estas afectaciones no son generalizadas, es importante estar atentos a la información que cada banco emita”, expuso.

El organismo gremial que encabeza Marcos Martínez reconoció que, si bien hay retrasos en las transferencias, en particular en algunas instituciones, las operaciones no se han interrumpido y se siguen ejecutando, ya sea en el sistema SPEI, o bien, en el sistema alterno COA.

Dijo que los bancos han atendido las instrucciones del Banco de México de operar sistemas alternos cuando ha sido necesario. (Edgar Juárez)operaciones no se han interrumpido