La inseguridad y el desempleo, que han alcanzado al tema migratorio a los Estados Unidos, llevaron a la quiebra a siete casas de cambio durante los últimos dos años en el municipio de Huimilpan, informó el presidente municipal, Saúl Ayala.

El impacto estimado en las remesas que llegan al municipio tuvo una reducción de 50%, de acuerdo con el edil.

Sin embargo, añadió que no se cuenta con estadísticas exactas, ya que las mediciones bancarias no son las únicas que tienen peso específico sobre la vida económica de los ciudadanos.

Cuando estaba el outset de las remesas perdimos siete casas de cambio, al menos de las que públicamente hacían el canje de dólares, pero hay carnicerías que aceptan dólares, hay otras que les pagan, es difícil poner un monto , aseveró Ayala.

BAJAN ENVÍOS

También la reducción de los paisanos que regresan de los Estados Unidos durante la temporada de fin de año implica dólares que no son recibidos por las familias, así como las pertenencias de valor con las que llegan los migrantes, como camionetas, electrodomésticos y otros regalos para la familia.

Las remesas que llegaban a el municipio de Huimilpan eran aplicadas directamente al gasto corriente de las familias, a las colegiaturas de las escuelas, a la alimentación, al vestido comentó el Presidente municipal.

De acuerdo con la diputada del Partido de Acción Nacional por el VIII Distrito Local, María García Pérez, la inseguridad y violencia que se vive en las rutas de paso a la frontera provocó que se redujera hasta en 50% el regreso de los migrantes en Huimilpan durante el pasado periodo de Semana Santa.

Además del miedo que ha provocado la desaparición de dos paisanos durante el año pasado.