Con la aprobación en el Senado de la República de la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, México logrará cumplir con la mayor parte de las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI); sin embargo, aún está pendiente el reglamento de la Ley y las recomendaciones de supervisión y vigilancia en contra del financiamiento al terrorismo, coinciden funcionarios y especialistas.

Actualmente, México cumple con 137 observaciones remitidas por el GAFI, 123 son atendidas por el país gracias a la ley en contra del lavado de dinero, pero con la normatividad recién aprobada el país estará cumpliendo cerca de 90% de las recomendaciones del organismo internacional.

José Alberto Balbuena Balbuena, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, mencionó recientemente que, con la aprobación de la nueva Ley, México pasaría de 19 recomendaciones parcialmente cumplidas y seis no cumplidas, establecidas en el reporte del GAFI del 2008, a dos parcialmente incumplidas y una no cumplida.

En concreto, refiere que quedaría pendiente lo referente a supervisión y vigilancia en contra del financiamiento al terrorismo, aspectos que se podrían atender en los próximos meses.

La ley de prevención impactaría a todas las actividades que se refieran a las operaciones no financieras designadas, es decir, a la economía real. Asimismo habría una miscelánea penal, particularmente, en la tipificación de lavado de dinero, además de que se tendría una extinción de dominio eficaz , dijo el funcionario.

De acuerdo con Juan Manuel Valle Pereña, titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda, en el 2013 se dará la próxima ronda de revisiones del GAFI a los países miembros, por lo que se espera que México salga bien evaluado.

El GAFI dio una prórroga hasta el 20 de octubre para que México actualizara su legislación para combatir el lavado de dinero, por lo que la aprobación en el Senado se da justo a tiempo para que la próxima semana México entregue el tercer reporte de avances en las recomendaciones, previo a la supervisión personal que llevará a cabo el organismo el próximo año.

FALTA EL REGLAMENTO

Sin bien, la Ley es un avance muy importante en la lucha en contra del lavado de dinero, se requiere un reglamento que permita poner los límites y los alcances de la nueva ley, consideraron especialistas legales.

Óscar de los Reyes, investigador del ITESM, consideró que en el reglamento de la Ley se deberán establecer muy claramente las atribuciones penales y legales de la nueva unidad especializada en análisis financiero en contra de la delincuencia organizada, a cargo de la SIEDO, de la Procuraduría General de la República.

El diablo está en los detalles y será sólo a través del reglamento para esta Ley que se conocerán los alcances de esta nueva unidad, tanto para que no se abuse de las atribuciones como para que no se quede corta en su operación , explicó el especialista.

De acuerdo con los artículos transitorios de la Ley, el Ejecutivo Federal, a través de las distintas secretarias y dependencias, es el encargado de realizar el reglamento. Deberá incluir disposiciones que están en vigor como el límite de operaciones con dinero en efectivo y, particularmente, en dólares.