La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) lleva un mes sin titular, tras la salida de Diana Bernal, quien concluyó su segundo periodo frente al ombudsman fiscal.

Diana Bernal es abogada de profesión por la Universidad Iberoamericana. Llegó a la Prodecon en su creación, en el 2011 tras ser propuesta en la terna del entonces presidente Felipe Calderón, mientras que en el 2015 el expresidente Enrique Peña Nieto la propuso para un segundo periodo, el cual acabó el pasado 30 de abril.

Desde entonces, el ombudsman fiscal, cuyas oficinas centrales se encuentran al sur de la Ciudad de México, no tiene un titular por lo que Luis Salinas, subprocurador de Análisis Sistémico de la Prodecon, está como encargado.

Fuentes de la Prodecon confirmaron que la procuraduría mantiene sus funciones y la atención al contribuyente y están a espera de que el presidente lance la terna para un nuevo procurador, lo cual puede suceder en cualquier momento y debe ser el Senado quien ratifique al nuevo titular.

“Sigue trabajando igual, dando todos los servicios en todas las delegaciones. El trabajo de la Prodecon en favor de los contribuyentes continúa con completa normalidad en sus oficinas centrales, en las 30 delegaciones y en reuniones periódicas con autoridades fiscales, colegios fiscales y contribuyentes”.

La misión de la Prodecon es defender, como bien lo dice su nombre, los derechos de los contribuyentes frente a problemáticas con alguna autoridad fiscal, como lo puede ser el Servicio de Administración Tributaria (SAT), Instituto Mexicano del Seguro Social o Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores.

Para ello, ofrece de manera gratuita, servicios de asesoría, representación y defensa, así como la recepción de quejas, reclamaciones o emisión de recomendaciones públicas a las autoridades fiscales, con el objetivo de cambiar aquellas prácticas que lastiman o vulneran los derechos de los contribuyentes.

Hace algunos días la Prodecon, el SAT y representantes del Colegio de Contadores Públicos de México se reunieron para fijar acuerdos que beneficien a los pagadores de impuestos, como lo es el trabajar de manera conjunta en un protocolo que permita aclarar los ingresos y gastos declarados por los contribuyentes antes de que se les cancele su certificado de Sello Digital, además de que las quejas que se presenten a la Prodecon sobre este tema serán atendidas puntualmente por el SAT.

Asimismo, la autoridad fiscal quedó en vigilar que las multas impuestas a los contribuyentes que cumplieron espontáneamente sus obligaciones sean dadas de baja, sin necesidad de un medio de defensa.

Más de 120,000 atenciones

Del 1 de enero de este año al pasado 29 de mayo el ombudsman fiscal ha atendido a 120,764 contribuyentes, de las cuales 100,824 fueron por asesorías, 15,010 por quejas y reclamaciones,  4,092 por actos de representación legal y se han realizado 838 acuerdos conclusivos.

Desde el inicio de la institución, en el 2011, se han registrado 949,435 atenciones a los contribuyentes.

“Los procedimientos en los que interviene Prodecon continúan en trámite y no existe algún desamparo que ponga en riesgo la defensa y derechos de los contribuyentes”, refirió el ombudsman fiscal.

Por otro lado, al corte del 23 de mayo, la Prodecon atendió a 25,000 pagadores de impuestos por el tema de la declaración anual. Con ello, logró que el SAT devolviera el saldo a favor a 17,312 contribuyentes en un plazo de tres a cinco días.

Actor importante

“Ante las autoridades, sobre todo ante el SAT, es un actor importante porque hay varios asuntos que se han resuelto gracias a su intervención”, indicó Silvia Matus, socia en Prevención y Lavado de Dinero de Intrade Consultores.

Añadió que la Prodecon podría extender su experiencia y proteger a los contribuyentes en asuntos que tengan que ver con la prevención de lavado de dinero.