De acuerdo con información al alcance del Banco de México hasta el momento, el incidente que afectó el proceso de operaciones con tarjetas de crédito y débito durante el sábado 10 de agosto, tanto en terminales punto de venta como en cajeros automáticos, se debió a problemas relacionados con la infraestructura eléctrica de la cámara de compensación para pagos que ofrece la empresa privada Promoción y Operación S.A. de C.V. (Prosa).

A más de 48 horas del incidente que afectó a 25 millones de usuarios, el Banco de México informó que está realizando las acciones de supervisión e investigación necesarias para verificar el cumplimiento de las disposiciones aplicables a la citada cámara de compensación, Prosa.

En el transcurso del sábado, las operaciones de pago solo podían realizarse en efectivo o con tarjeta American Express, pues las transacciones con tarjetas de crédito o débito así como las disposiciones de efectivo y pagos en línea, estuvieron limitadas.

De acuerdo con el comunicado, divulgado por Banco de México dos días después del incidente, la afectación para los usuarios se presentó entre las 10.47 horas y las 18.17 horas del sábado 10 de agosto.

En el comunicado, el Banco de México informó que está actuando conforme a sus facultades y “siguiendo los procesos establecidos”. Aseguró que está “realizando las acciones de supervisión e investigación necesarias para verificar el cabal cumplimiento de las disposiciones que resultan aplicables a la citada cámara de compensación”.

Y enfatizó que “el Banco de México seguirá promoviendo el buen funcionamiento de los sistemas de pagos”.

Prosa, es una empresa de transacciones electrónicas bancarias que procesa operaciones financieras a unas 38 entidades en México, requiere certificaciones periódicas para garantizar la seguridad que exigen los procesadores de pagos internacionales como MasterCard y Visa.

[email protected]