Prosa, la empresa de transacciones electrónicas, cuya falla impidió el pasado sábado que millones de usuarios realizaran operaciones con tarjetas de crédito y débito, aseguró este lunes que cumple con todos los requerimientos técnicos y legales, así como con las certificaciones en materia de seguridad necesarias para el correcto funcionamiento del servicio.

En un comunicado, la empresa que trabaja con grandes bancos como Banorte, Santander, HSBC y Scotiabank, entre otros, aseguró también que en el momento en que se produjo el incidente, se involucró, de forma directa, un equipo de contingencia técnico-especializado a tiempo completo, que permitió la implementación del protocolo respectivo, así como el restablecimiento del servicio en el menor tiempo posible.

Esta situación, detalló, se puso en conocimiento de las autoridades y sus clientes, pudiendo trabajar de forma fluida y colaborativa en la puesta en marcha del servicio.

“Prosa se encuentra en un proceso de mejora continua de sus sistemas y protocolos involucrando a toda su cadena operativa. El proceso de mantenimiento, como un eslabón de dicha cadena, está siendo cuidadosamente revisado y se tomarán las medidas necesarias para reforzar nuestros protocolos y evitar un episodio futuro”, mencionó.

Prosa recordó que el pasado sábado 10 de agosto, se produjo una incidencia en el servicio de procesamiento de transacciones electrónicas que impidió el correcto funcionamiento de las operaciones con tarjetas bancarias en la República Mexicana.

Este hecho, detalló, se originó a las 11 de la mañana del día señalado, dándose por restablecido, de forma progresiva, a partir de las 6 de la tarde del mismo día.

Precisó que la incidencia fue provocada por un fallo en el proceso de mantenimiento y mejora continua de la infraestructura, de tal forma que se vio afectado el suministro eléctrico de la misma a nivel interno.

Crecen operaciones en TPV

En los últimos cuatro años, las operaciones en terminales punto de venta (TPV) y cajeros automáticos han crecido de forma importante en México. Fue por estos canales en los que el sábado los usuarios no pudieron realizar transacciones con algunas tarjetas de crédito y débito, debido a fallas en los procesadores de transacciones electrónicas de Prosa.

De acuerdo con el Panorama de Inclusión Financiera 2019 dado a conocer recientemente por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el número de operaciones en TPV pasó de 451 millones en el 2014 a 883 millones en el 2018, un crecimiento de casi 100% en cuatro años.

En tanto, en el mismo periodo, las operaciones en cajeros automáticos pasaron de 378 millones a 502 millones, según información del mismo reporte.

Las transferencias electrónicas, en tanto, crecieron de 300 millones a 327 millones; mientras que las operaciones con cheque siguen en caída al pasar de 79 millones a 59 millones en el mismo periodo.