Jugadores del ecosistema fintech en México tienen buenas expectativas para el 2020, año en el que este tipo de instituciones financieras digitales empezará a operar ya de una forma totalmente regulada.

Una vez que las fintech interesadas ingresaron su solicitud ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) durante el 2019, en estas semanas están recibiendo los comentarios respectivos de la autoridad, por lo que será entre marzo y abril, de acuerdo con fuentes, cuando empiecen a darse las autorizaciones respectivas.

Fueron 85 fintech las que ingresaron su solicitud ante la CNBV, de las cuales se estima que la mayoría obtenga el aval de la autoridad para operar.

Ante este panorama, fintech como Prestadero, Cuenca y Yotepresto ven con optimismo el 2020, año que esperan sea de consolidación para el ecosistema en México.

Gerardo Obregón, fundador y director general de Prestadero, plataforma de préstamos online de persona a persona, considera que el 2020 es el año de la consolidación para las fintech, dado que cambiarán la cara de las finanzas en el país al generar una mayor inclusión financiera y mayor acceso al crédito en buenas condiciones.

En el caso de esta fintech, tiene el objetivo de liberar más de 200 millones de pesos en créditos este año, además de que lanzará nuevos productos y modificará su plataforma para mejorar la seguridad.

Obregón comenta que, aunque el crédito en general puede registrar un menor crecimiento este año como consecuencia de un bajo crecimiento económico, las fintech contribuirían a contrarrestar esta contracción. De igual forma, no ve un aumento importante en la morosidad.

Rubén Chávez, fundador y director de Yotepresto, otra plataforma de crowdfunding, coincidió recientemente en que el 2020 será de consolidación para las fintech, dado que quedarán solamente las que puedan cumplir con toda la regulación que se establece en la Ley Fintech, y estimó que habrá fusiones, adquisiciones e incluso el cierre de algunas.

Yotepresto va este año también por un crecimiento, además de ofrecer, ya como fintech autorizada, nuevos productos a sus clientes. Esta plataforma ya recibió los comentarios respectivos por parte de la autoridad.

En tanto, Matin Tamizi, fundador y director de la fintech Cuenca, coincide en que México se ha consolidado como pionero en el ecosistema gracias a la Ley Fintech, lo cual permite dar mayor certeza, confianza y mayor seguridad en un mercado donde hay retos interesantes.

“Por un lado, la desconfianza hacia las instituciones financieras tradicionales y, por otro, el intensivo uso de efectivo”, expresa.

De hecho esta fintech acaba de cerrar una ronda de inversión por 9.6 millones de dólares, lo que, a decir de su director, muestra la confianza de los inversionistas en las fintech en México y agrega que este monto será destinado a la continua mejora de sus servicios.

“Para Cuenca, México es un país clave, pues hemos registrado un crecimiento exponencial en el 2019 al pasar de 500 clientes en mayo a cerca de 50,000 en menos de siete meses”, expone.

[email protected]