Durante los últimos meses, la salida de las empresas europeas del negocio de los fondos de pensiones y cesantías en América Latina no solamente deja claro que la competencia ahora es regional, sino que además evidencia la gran acogida que ha empezado a tener el sector en la región.

De acuerdo con Orlando Santiago, gerente de Fénix Valores, los países latinoamericanos están mostrando actualmente un auge económico, que está generando más empleo y por lo tanto más afiliados a pensiones y cesantías, lo que convierte a las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) en un negocio bastante atractivo y con grandes posibilidades de crecimiento, así como en una buena alternativa de inversión para las compañías locales.

El proceso que empezó el Grupo Sura con la compra de los negocios de ING en Latinoamérica por un valor que sobrepasó los 3,600 millones de dólares, ahora trae otros cambios que van de la mano del último anuncio hecho por la firma del Grupo Aval, Porvenir, de la compra de la AFP Horizonte, perteneciente al grupo español BBVA. La negociación se concluyó el 24 de diciembre pasado.

Pese a que la fusión de ING Pensiones y Cesantías con Protección, apuntaba a convertir a esta nueva empresa en la mayor administradora de pensiones de Colombia, al concretarse los negocios de Porvenir, este sería el nuevo mayor jugador del mercado de pensiones en el país, con más de 37,195 millones de dólares administrados.

De esta manera, tanto en América Latina como en Colombia, el negocio de pensiones está sufriendo un reacomodo. En Colombia, el sector quedaría en manos de cuatro administradores. En primer lugar, Porvenir que con 5 millones 360,901 clientes alcanzaría una participación de 42% del mercado de las AFP. En segunda posición estaría la unión de Protección e ING pensiones con 35%; mientras que en tercer y cuarto lugar, estarían Colfondos y Skandia, con una participación de 13.1% y 7.4%, respectivamente.

Para los analistas, la salida de las empresas internacionales son una gran oportunidad para que los administradores regionales adquieran un mayor posicionamiento en el sector privado de pensiones y cesantías. Munir Jalil, economista jefe de Citibank, explicó que este fenómeno no indica que este sector no sea rentable en la región, sino que hace parte de una estrategia de reorganización por la que han optado los bancos, como en el caso del BBVA, para concentrarse en las inversiones en sus países de origen.

El analista aseguró que no es para nada extraño que países como Colombia y Chile, sean hoy en día los de mayores inversiones en este tipo de portafolio, puesto que son los de mayor experiencia en este sector .

NEGOCIOS QUE NO HA CONCRETADO EL BBVA

Luego de que Horizonte pase a manos del Grupo Aval, al banco español BBVA solo le falta por concretar la venta de sus negocios en Chile y Perú para dejar sus negocios de pensiones en Latinoamérica.

En cuanto a Chile, la negociación más sonada es con MetLife, la aseguradora de vida más grande de Estados Unidos, que podría obtener el control de AFP Provida, que es controlada en 51% por el grupo español y está valorizada por cerca de 2,000 millones de dólares.

En caso de que la compañía estadounidense concrete esta negociación, se convertiría en la segunda gran aseguradora de Estados Unidos en ingresar a América Latina después de Principal Financial Group, que en octubre del año pasado acordó la compra del fondo de pensiones Cuprum, también chileno, por alrededor de 1,500 millones de dólares.

Hasta el momento no se ha concretado nada y el BBVA continúa a la espera de cerrar este negocio así como el de la AFP en el Perú.

Contenido de la Red Iberoamericana de Prensa Económica

EISS