Menos de 20% de las empresas que operan en México cuentan con algún tipo de seguro, informó Sofía Belmar, presidenta de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

“En nuestro país, menos de la quinta parte de las empresas cuenta con la protección económica de un seguro. Es aquí donde deriva la importancia y relevancia de fortalecer e impulsar que se cuente con una estrategia de gestión de riesgos”, declaró durante su participación en un webinar organizado por el Consejo Coordinador Empresarial.

De acuerdo con el Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México existen poco más de 5.4 millones de negocios, en donde a proximadamente un millón, esto 20%, cuenta con un seguro.

La administración de riesgos, agregó la también directora de Metlife, toma relevancia ante la crisis sanitaria y económica que se vive, la cual provocará un aumento del endeudamiento, quiebra de algunos negocios, pérdida de empleos, disminución de ingresos y la afectación en la calidad de vida.

“La pandemia es algo sin precedentes en la historia moderna y con una serie de implicaciones que van más allá de una crisis sanitaria (...) Dentro de este contexto, será altamente probable que las empresas enfrenten otro tipo de riesgos, como los regulatorios, económicos, sanitarios, tecnológicos y operacionales”.

Con la administración de riesgos las empresas pueden identificar y evaluar los riesgos potenciales y emergentes para responder, de forma efectiva, ante situaciones impredecibles para minimizar las pérdidas económicas y poder continuar con la operación.

Por su parte, Marcela Abraham, responsable del negocio de Consultoría y Tecnología para Compañías de Seguros para Latinoamérica de Willis Towers Watson, indicó que el papel del sector asegurador dentro de un mundo post Covid-19 será el de fortalecer la resiliencia de la población más vulnerable, así como colaborar con el gobierno para apoyar al sector privado en algunos riesgos.

“El mundo ha mostrado que puede haber más de un riesgo sistémico ante el cual podríamos no estar preparados”, dijo Abraham, y destacó la importancia de una mejor gestión de riesgos relacionados con las catástrofes naturales.

[email protected]