Cancún, Quintana Roo.- La ley para regular las Instituciones de Tecnología Financiera, también conocida como ley fintech, pone a las plataformas, que entran en este marco normativo, reglas similares a las que se piden en otros sectores, como los bancos, con el fin de acotar riesgos que se tienen en todo el sistema financiero, indicó María Isabel Pérez Romero, gerente de Autorizaciones y Regulación del Banco de México (Banxico).

Al participar en la XIV Convención Nacional de Uniones de Crédito, Pérez Romero apuntó que la normativa, promulgada en marzo del 2018, exige a las plataformas que entran en dicho marco legal reglas similares a las que se tienen en otros sectores del sistema financiero, por ejemplo, en temas de integridad de las instituciones y de prevención de lavado de dinero.

“Lo que hicimos las autoridades fue entender y analizar donde estaban riesgos similares a los que ya se generan en el sector financiero dentro del sector fintech y regularlos de la misma manera, por ejemplo toda la parte de integridad y de prevención de lavado de dinero está regulada de manera similar para las entidades fintech”, detalló Pérez Romero.

La funcionaria comentó que si bien en algunos temas es necesario tener las mismas reglas, también puede haber flexibilidad para otros con el fin de que existan normas proporcionales en el sistema financiero en general, para que de acuerdo al tamaño y características de cada institución se pueda cumplir con la normativa; sin embargo, indicó que debe de haber principios por los que debe de regirse dicha proporcionalidad.

En la regulación (financiera) mexicana existen reglas proporcionales, pero siempre hay espacio para ir más allá… utilizar la proporcionalidad es una vía para dar viabilidad a entidades que a lo mejor no tienen el tamaño”,  explicó la funcionaria.

En este contexto, Pérez Romero indicó que si bien es posible aplicar reglas proporcionales en diferentes sectores, es necesario que dicha proporcionalidad no genere vacíos que incrementen los riesgos para las entidades; por ejemplo, evitar que se fomente el arbitraje regulatorio, es decir que se otorguen ventajas a unas entidades que tienen los mismos riesgos que otras instituciones.

Uniones piden claridad

El tema de la regulación diferenciada para ciertos sectores y entidades es algo que se ha trabajado desde el principio de este gobierno y autoridades realizan un diagnóstico para identificar las áreas de oportunidad para aplicar reglas proporcionales en diferentes segmentos del sistema financiero.

Ante esto, el sector de las uniones de crédito, compuesto por 84 instituciones, todavía no ve con claridad por donde se podrían ajustar las reglas de acuerdo al tamaño y operatividad de estas organizaciones, indicó Luis Morales, presidente del Consejo Mexicano de Uniones de Crédito (ConUnión).

“Si bien a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) es a la que le compete, por la supervisión a uniones de crédito, desarrollar las normas que correspondan,  todavía el tema es incipiente y poco conocido aún; no está listo todavía esa parte de fondo como nos hubiera gustado”, acotó Morales, quien indicó que ante esto, la ConUnión se ha acercado a otras autoridades como el Banxico para poder tener un diagnóstico más claro al respecto.

erp