La comisión Nacional de Vivienda (Conavi) anunció que en julio se lanzará un esquema de fondo de garantía y seguro de crédito para que las personas que no cotizan al IMSS o al ISSSTE puedan acceder a un financiamiento para adquirir una casa, informó Ariel Cano Cueva.

El Director General de la Conavi destacó que están creando líneas de acción para atender a la población no asalariada.

Se trata de un producto financiero, un esquema de fondo de garantía y seguro de crédito a la vivienda para que los bancos y sofoles atiendan con mayor agresividad un segmento que no conocen, que es el de las personas no afiliadas a un instituto de seguridad social , explicó.

Afirmó que actualmente existe un gran potencial en demanda de vivienda de personas que tienen capacidad de compra y que por no ser asalariados enfrentan obstáculos para acceder a financiamientos.

Durante la reunión de comités de déficit y de calidad y productividad de ministros y autoridades máximas de vivienda y urbanismo de América Latina y el Caribe, expresó que las necesidades de casas para los próximos 20 años, considerando el rezago habitacional y el crecimiento demográfico, serán de 20 millones.

De esa cantidad se estima que 40% de las personas tendrá capacidad de compra a través de crédito, pero no acceso a él, aseguró.

Precisó que se espera que para el tercer trimestre del año entren en operación esquemas de impulso a la población no afiliada; sin embargo, será en el 2012 cuando operen como programas formales.

[email protected]