Cuando comenzamos en el mundo de las inversiones en la Bolsa, de inmediato viene a nuestra mente empresas multinacionales como Amazon, Facebook, Google, Tesla, entre muchas otras que ya tienen un largo recorrido y que están bien posicionadas, sin embargo el simple hecho de pensar en ellas como nuestra primera inversión significa saltarse algunos pasos.

Seleccionar una empresa, es como tomar decisiones en nuestra vida diaria, debes analizar, estudiar las posibilidades, ir a la acción y asumir las consecuencias, buenas o malas, que va a incidir directamente en nuestro bolsillo.

Dicho en otras palabras: Antes de tomar una decisión sobre tus inversiones, es necesario hacer un estudio minucioso, esto quiere decir que debemos de tomar en cuenta sus pérdidas, ganancias, balances, flujos, pero también su entorno. Esto es muy similar a las decisiones que tomamos en nuestra vida diaria, solo que en el mundo de las inversiones tiene un nombre: Análisis Técnico y Fundamental, dos de las principales herramientas para estudiar una empresa.

Siguiendo con esta analogía, para tomar cualquier decisión interviene tu cerebro, pero también nuestro corazón. Mientras que el primero se aferra a la razón, al análisis y nos ayuda a poner límites, el otro –el corazón— nos lleva por el sube y baja que son las emociones. El secreto es saber controlar a los dos y no permitir que uno se imponga al otro.

A continuación, un ejemplo en donde influyen estos dos órganos y cuando se va a tomar la decisión de comprar o no la acción de una empresa:

Primero pregúntate si te gusta la empresa o no: aquí quien nos guía claramente es el corazón. La pasión por esta empresa nos llevará a sentirnos afín y comenzar a estudiarla, buscar sobre ella, saber a ciencia cierta qué es lo que hace que nos gusta tanto.

Entender el negocio: esto es clave para el desarrollo de nuestras inversiones, ya que aquí sabremos si es algo que dominamos o conocemos. Si la respuesta es sí, seguimos adelante; si la respuesta es no, continuamos con la búsqueda. Nuestra parte analítica comienza a tomar terreno.

Ir a la acción con la cabeza fría: para este punto nuestra investigación será nuestro principal aliado, ya que nos ayudará a evitar las acciones calientes o que suban rápidamente de precio. Antes de hacer una compra debemos de comparar los precios de la acción, su liderazgo en el mercado etc.

Como podrás ver, el mayor secreto es lograr que la cabeza y corazón se unifiquen para tomar cualquier decisión, ya sea en nuestra vida diaria o en el fascinante mundo de las inversiones, ¿cómo podemos hacerlo? Aprendiendo en los diferentes cursos, talleres y masterclass con expertos que ofrece el Reto Actinver y en los que tú puedes participar para aprender a invertir y desarrollar habilidades de trading, en un simulador que imita los movimientos de la Bolsa Mexicana de Valores y en el que puedes competir para ganarte hasta 500 mil pesos en efectivo.

Ahora que ya conoces la importancia de tomar las mejores decisiones de inversión, inscríbete al Reto Actinver 2021, en donde aprendes y ganas.

Inscríbete antes del 8 de agosto y recibe 20% de descuento en tu inscripción. Ingresa a retoactinver.com

Branded Content

Branded Content es la unidad de contenido comercial de El Economista que da valor a las marcas con contenido que vale la pena leer.